Los vecinos de Benalmádena mantendrán movilizaciones hasta que paren las obras del punto limpio

Parte de los cientos de vecinos concentrados para solicitar la paralización. / Alberto Gómez

Los residentes de tres urbanizaciones donde viven más de 5.000 personas reclaman que la instalación sea trasladada a una zona no residencial

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Los vecinos de Finca Doña María, en Benalmádena, mantendrán las movilizaciones en protesta por la construcción de un punto limpio junto a tres urbanizaciones donde residen más de 5.000 personas. El Ayuntamiento se ha comprometido a mediar con la Junta de Andalucía para frenar las obras, aunque ya ha advertido de que las gestiones serán «complicadas». El alcalde, Víctor Navas, asegura que tratará de mediar con el Gobierno autonómico pese a que el proceso «entraña una gran dificultad». Más de 400 personas se concentraron el martes por la tarde para reclamar que el punto limpio sea trasladado a una zona no residencial, una iniciativa que se suma a una recogida de firmas y a la reunión que varios representantes vecinales mantuvieron con el alcalde el pasado viernes, cuando rectificó su posición inicial ante las protestas ciudadanas.

Los terrenos fueron cedidos a la Junta mediante un decreto de Alcaldía. Un convenio urbanístico firmado en 2011 contemplaba la obtención de suelo para equipamiento escolar y zonas verdes. Una promotora amplió los terrenos que debía ceder al Ayuntamiento, en concreto de los 15.416 metros cuadrados obligados a 29.410 metros cuadrados, para construir un colegio o un instituto. En otra unidad de ejecución cercana, la promotora amplió la cesión de los 13.567 metros cuadrados obligados a 49.767 metros cuadrados para habilitar un parque público. La empresa ha remitido un escrito al Consistorio mostrando su malestar por el hecho de que «en las parcelas cedidas, lejos de construirse equipamiento escolar o zona verde, se haya proyectado un punto limpio». La promotora ha solicitado la paralización inmediata de las obras y ha advertido de que exigirá la reversión del convenio por su incumplimiento, además de reservarse «todas las acciones jurídicas que nos pudieran corresponder».

Riesgo de incendio

La Finca Doña María está ubicada entre el Hospital Xanit y la playa de Torrequebrada. Los residentes justifican su rechazo a la construcción de un punto limpio en esta zona por la cercanía de viviendas, la devaluación del terreno, el aumento del riesgo de incendio debido a la acumulación de material inflamable y su posible impacto acústico y en el tráfico. Con una inversión de 319.409 euros por parte de la Administración autonómica, esta instalación servirá como principal depósito de residuos del municipio. Hasta allí se trasladarán escombros, electrodomésticos, desbrozos de podas y talas, vidrio, papel, cartón, metales, envases, aceites o maderas, entre otros residuos.

Pese a que en un primer momento el Ayuntamiento defendió que se trataba de la única ubicación posible, la presión vecinal provocó que el Consistorio diese un paso atrás. «No vamos a gobernar de espaldas a la ciudadanía», sostiene Navas. Los residentes de la zona esperan que el compromiso del alcalde no quede reducido a papel mojado y que las obras para construir el polémico punto limpio sean paralizadas hasta encontrar «una localización idónea».

Fotos

Vídeos