Urbaser gana el concurso en plena polémica por su hipotética salida de Fuengirola

I. GELIBTER

Pese a llevar varios años gestionando el servicio de limpieza en Mijas, el resultado del concurso en Mijas ha llamado la atención, ya que de forma paralela, Urbaser anunció a los trabajadores de Fuengirola que abandonaría la concesión en la localidad vecina.

No en vano, el Ayuntamiento de Fuengirola anunció -y posteriormente lo corroboró en un pleno- que no cedería a la empresa y se negó a discutir una resolución pactada del contrato de limpieza. Así de claro de lo dejaba en un escrito el edil de Limpieza, Pedro Vega, enviado a la compañía, y en el que además deslizaba la posibilidad de que el argumentario esgrimido por la empresa se les podría volver en contra, y que podría ser el propio Consistorio el que pudiera acusarles de haber incumplido el pliego.

Urbaser centraba sus quejas en unos supuestos terrenos situados en Mijas que finalmente no podrá utilizar. Sin embargo, para el Ayuntamiento ellos comprometieron la posibilidad de utilización de las parcelas que designaba su oferta para la ubicación de determinadas instalaciones, y que éstas fueron ofertadas «como mejora».

Por lo tanto, sostenía el responsable municipal de Limpieza, «la única vinculación efectiva de las instalaciones ofrecidas en su oferta, a la posibilidad de prestación del servicio, tendría lugar si como consecuencia de su indisponibilidad al tiempo de formular la oferta, resultase anulada la adjudicación a su favor, lo cual al estar en sede judicial, corresponde decretar al tribunal de lo contencioso administrativo que conoce el tema, siendo que el recurso especial en materia de contratación interpuesto y resuelto, único antecedente jurídico sobre el particular, no determinó dicha anulación».

Este periódico intentó, una vez más, preguntar a los responsables de la empresa si el hecho de haber ganado el concurso en Mijas afectaría a su relación con Fuengirola, pero evitaron hacer valoraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos