Urbaser comunica a los trabajadores de la limpieza que abandonan la concesión

Un operario del servicio de limpieza de Fuengirola. /I. G.
Un operario del servicio de limpieza de Fuengirola. / I. G.

El Ayuntamiento señala que denegarán la resolución pactada del contrato y que deberán por tanto pagar la penalización

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Dieciocho meses. Es el tiempo aproximado que ha durado la empresa Urbaser con la concesión de la limpieza en Fuengirola, ya que el pasado jueves anunciaron a los trabajadores que la abandonarán. En este tiempo, la anterior contrata, FCC, presentó un recurso por la decisión municipal, y además se han tenido que enfrentar a una huelga de trabajadores. Según fuentes consultadas, la noticia saltó de manera sorpresiva el pasado jueves, en el marco de la reunión del comité de empresa para la negociación del nuevo convenio. Según varios de los representantes de diferentes sindicatos, los responsables de Urbaser les comunicaron que por «razones comerciales» (económicas) iban a abandonar la concesión, y que dicha decisión ya había sido comunicada también al Consistorio.

El pasado mes de marzo de 2016, el pleno extraordinario de Fuengirola aprobó adjudicar el servicio de recogida de basuras y de parte de la limpieza viaria a la empresa Urbaser por 5.994.274 euros. A partir de abril de ese año, Urbaser se iba a encargar de estas labores al ser la oferta mejor valorada por los técnicos municipales, aunque finalmente se retrasó unos meses por un recurso de la anterior contrata, FCC. El precio final suponía, anunciaron entonces, una rebaja en torno a 1,7 millones de euros con respecto al de licitación. El contrato iba a estar vigente durante cuatro años, aunque se podría prorrogar. También se aportaban entonces una serie de mejoras de organización y tecnológicas que calificaron como «muy importantes», como la incorporación a los vehículos de un dispositivo de geolocalización para determinar dónde están en cada momento y el tiempo de las labores. Respecto a la plantilla, la alcaldesa, Ana Mula, fue la encargada de señalar que sería subrogada al completo a la nueva concesionaria (100 trabajadores) y que se preveían «refuerzos puntuales» de unas 40 personas entre los fines de semana y el verano.

«Resolución pactada»

Pese a que los trabajadores presentes en esta reunión del pasado jueves consultados por SUR aseguran que desde la empresa les dijeron que la decisión estaba tomada, desde el Ayuntamiento matizan el proceso. A su juicio y tal como lo manifestaron ayer a este periódico, Urbaser no estaría técnicamente abandonando la concesión, sino que habrían planteado una «resolución pactada» del contrato por intereses comerciales de la propia empresa.

Pese a ello, estas mismas fuentes sostienen que no procede ninguna resolución pactada «porque no existe ningún argumento que la ampare». Por tanto, insisten en que se denegará la resolución pactada del contrato. «Entendemos que salvo que renuncien al mismo, no cabe marcha». Si ocurre como los responsables de Urbaser manifestaron a los trabajadores y la decisión ya está tomada independientemente de lo que señalen desde el Ayuntamiento, desde el equipo de gobierno lo tienen claro: «Si pese a no tener motivos abandonan el contrato se marcará la penalización que ley indique», sentencian.

Aunque de momento no han trascendido los motivos exactos de este abandono de la concesión (SUR ha intentado recabar la versión de la empresa, pero sin éxito), los trabajadores reconocen que se deslizó en el marco de la reunión que la empresa estaba perdiendo dinero con el servicio, justo ahora además cuando tocaba revisar al alza el convenio.

No en vano, los trabajadores de la limpieza de Fuengirola convocaron el pasado mes de agosto una huelga indefinida. Entre otras cuestiones, la polémica radicaba en que los empleados del área de recogida de residuos tendrían menos derechos laborales que el resto de sus compañeros. Finalmente, la huelga fue desconvocada tras acordar una paga única de 500 euros con la nómina del mes de noviembre, al tiempo que se pagaría otra de 200 condicionada a la asistencia a los puestos de trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos