Las urbanizaciones de Mijas tendrán que invertir 42 millones para ser recepcionadas

La cantidad de vecinos que viven en urbanizaciones las convierten en un núcleo poblacional aparte. /Iván Gelibter
La cantidad de vecinos que viven en urbanizaciones las convierten en un núcleo poblacional aparte. / Iván Gelibter

Las auditorías encargadas por el Ayuntamiento, que se conocerán este miércoles, detecta infraestructuras sin terminar de ejecutar

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Las más de 200 urbanizaciones de Mijas tienen aún mucho trabajo por hacer y bastante dinero que gastar si se quieren acoger al proceso de recepción iniciado en la ciudad. Fuentes del Ayuntamiento de Mijas adelantaron esta semana a SUR que ya ha finalizado el estudio sobre las auditorías de los enclaves residenciales; dando como resultado unos datos que no son precisamente muy halagüeños.

Así, el estudio ha arrojado una cifra de 42 millones de euros en infraestructuras sin terminar de ejecutar y que serían necesarias para que el Consistorio pudiera recepcionar. «Equipos de gobierno anteriores han consentido el desarrollo de estas urbanizaciones y han dado licencias de primera ocupación sin que los proyectos de urbanización pertinentes estuvieran finalizados a la vez que han devuelto los avales, lo que hace que esa cantidad recaiga ahora en los propietarios que deseen esa recepción pues el Ayuntamiento de antaño no ha velado porque esas obras se finalizasen y ese dinero no haya sido destinado para el fin que debiera», aseguran a SUR las citadas fuentes locales.

Dada al situación, el próximo miércoles, el alcalde mijeño, Juan Carlos Maldonado, va a mantener un encuentro con los representantes de estos complejos urbanísticos para plantearles la situación e informar a cada una de ellas de la cuantía económica que corresponde a cada una para terminar los trabajos.

«Es la primera vez que se da un paso firme en Mijas para la recepción de las urbanizaciones. Ningún otro gobierno se ha preocupado de estos vecinos. Para el ejecutivo que presido todos los mijeños son iguales, vivan en el sitio de Mijas que vivan, y por ello hemos llevado a cabo esta iniciativa», sostuvo el regidor a preguntas de este periódico. Maldonado añadió que ahora hay que buscar el consenso con los propietarios, «ver cómo se les puede ayudar, priorizar y 'fasear'» la recepción».

Hoja de ruta

Según se desprende de las auditorías, en todo este proceso existen urbanizaciones que están en mejores condiciones y podrán terminar este camino antes que otras, a lo que habría que sumar además la voluntad de los residentes. «Tenemos que escuchar a la gente, contemplar todas las opiniones. No es una tarea fácil pero con esfuerzo podemos conseguirlo. Es nuestro compromiso y lo estamos cumpliendo», señala Maldonado.

El Ayuntamiento tiene ahora que diseñar la hoja de ruta para poner en marcha este proceso; y responder cuánto puede durar y por dónde empezar tras el análisis realizado por los técnicos municipales al estudio y después de la reunión del próximo miércoles con los afectados. «La población, la extensión, el grado de ejecución de las infraestructuras y otros tantos factores serán los que tenemos que valorar a la hora de afrontar este proceso al que hay que señalarle un horizonte temporal realista», asegura el regidor.

Tal como ya adelantara este periódico hace unos meses, este análisis para la recepción de las cerca de 200 urbanizaciones con las que cuenta el término municipal ha sido confeccionado por las empresas Cemosa e Ingenia en tres lotes. El primero se refiere a los sectores clasificados como urbanos en el PGOU de 1987 cuyo precio de auditoría asciende a 44.467 euros. El segundo tramo suma 26.010 euros y se ha ceñido a los sectores clasificados como urbanos en el PGOU de 1999. Finalmente, el tercer lote ha sido el de los sectores clasificados como urbanizable en el PGOU 1999 y cuyo precio se sitúa en 26.580 euros. Toda esta actuación afecta un ámbito de 8,8 kilómetros cuadrados de superficie entre viales y zonas de áreas libres.

Las auditorías: un primer paso para una reclamación histórica de los residentes

Las auditorías puestas en marcha para conocer el estado de las urbanizaciones han significado el primer paso para una reivindicación histórica de los residentes en ellas, que exigían que el Consistorio las recepcionara.

Así, el objeto de estudio de éstas ha pivotado sobre seis ejes fundamentales. Por un lado la descripción escrita y gráfica del estado actual de la urbanización, en lo referente a viarios públicos, zonas verdes y sistemas técnicos. En segundo término la comparativa del estado actual de la urbanización con el planeamiento y obras de urbanización aprobadas, detallando de manera explícita las obras de urbanización pendientes de ejecutar.

El tercer punto se basa en la valoración económica estimada de las obras de urbanización pendientes y el cuarto en los costes de mantenimiento anual de la urbanización separado por capítulos (alumbrado público, recogida de basura, limpieza viaria, asfaltado o acerados, entre otros).

En quinto lugar el estudio se caracteriza por señalar los principales aspectos relativos al mantenimiento del futuro de las obras de urbanización y, finalmente, en sexto lugar, la consulta a compañías suministradoras de servicios básicos.

De esta manera por primera vez un equipo de gobierno emprende una acción real para la recepción de las urbanizaciones en Mijas tras los cerca de 40 años donde estos vecinos han estado solicitando los mismos derechos que el resto de habitantes del término municipal. Desde el Ayuntamiento destacan, eso sí, que presupuestariamente, no pueden conseguir esta ejecución en un solo ejercicio, por lo que se podrá marcar una cronología y asumir de forma 'faseada' la totalidad de los servicios de urbanizaciones según permita el presupuesto o a través de firmas de convenios de gestión.

Temas

Mijas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos