Último adiós a Joaquín Marín

Vecinos y amigos de Joaquín Marín en Mijas se acercaron ayer a la capilla ardiente instalada en el Salón de Plenos del Consistorio.
Vecinos y amigos de Joaquín Marín en Mijas se acercaron ayer a la capilla ardiente instalada en el Salón de Plenos del Consistorio. / I. Gelibter

Numerosas personas rinden homenaje a uno de los referentes del periodismo

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Numerosas personas acudieron ayer a dar su último adiós y condolencias a la familia del periodista mijeño Joaquín Marín Alarcón, que fue director de SUR y ‘La Opinión de Málaga’ y director general de la RTVA, fallecido el pasado jueves por la noche. Los actos, que tuvieron lugar en Málaga y en Mijas, congregaron a una buena parte de la sociedad malagueña y de la profesión periodística para rendir homenaje a una de las personalidades más relevantes en la provincia de los últimos 35 años.

Noticias relacionadas

El oficio religioso se celebró en la capilla del Parque Cementerio de San Gabriel, ante una masiva afluencia de amigos y conocidos, para posteriormente trasladar sus restos a Mijas. Su esposa Lola, sus hijos Joaquín, Pablo y Marta y sus hermanos y sobrinos y demás familia recibieron multitud de condolencias. Un momento muy emotivo fue cuando su hijo mayor, Joaquín Marín Domínguez, al finalizar la ceremonia, hizo lectura de un texto de San Agustín (‘La muerte no es el final’), que en su día entregara Jorge Guillén al periodista fallecido hablando sobre la muerte y la vida.

Posteriormente, el féretro llegó en torno a las 18.00 horas al Ayuntamiento de Mijas, lugar del que era Hijo Predilecto, a escasos metros de la calle Málaga en la que nació en el año 1947. Allí acudieron, además de los familiares, multitud de amigos de su Mijas natal, en un emotivo acto que tuvo lugar en el Salón de Plenos del Consistorio. El alcalde, Juan Carlos Maldonado, acompañado de varios miembros de la Corporación, recordó el día en que descubrió la placa instalada en su honor en su casa natal. «Decía que estaba enamorado de Mijas. Nosotros también de ti, Joaquín. Ese amor por tu tierra que has sabido inculcar a tus hijos y esa rápida respuesta cada vez que tus vecinos te llamaban para cualquier cosa, no ha hecho nada más que alimentar durante años ese respeto y devoción mutuos. Por eso, esta tarde sentimos una enorme tristeza y un vacío inmenso en nuestra ciudad», dijo.

Emotiva despedida con una misa en Parcemasa

Numerosas personas dieron ayer su último adiós y la condolencia a su familia al periodista malagueño Joaquín Marín Alarcón. El oficio religioso se celebró en la capilla del Parque Cementerio de San Gabriel, ante una masiva afluencia de amigos y conocidos, pese al cambio de última hora del acto, para posteriormente trasladar sus restos a Mijas. Su esposa Lola, sus hijos Joaquín, Pablo y Marta y sus hermanos y sobrinos y demás familia recibieron multitud de condolencias.

Maldonado aprovechó para relatar el inicio de Joaquín Marín en su carrera profesional. «Siendo un chaval cogió sus maletas rumbo a Madrid para formarse como periodista. Sus primeros pasos los dio como corresponsal de ‘El País’ pasando más tarde a ser redactor de SUR, periódico que lo convertiría en 1982 en el director más joven de España. Doce años después cogió las riendas de la Radio Televisión Pública de Andalucía y en 1999 se convirtió en uno de los precursores de ‘La Opinión de Málaga’, periódico del que sería director en dos etapas», indicó.

El Ayuntamiento de Mijas, del que era Hijo Predilecto desde 1988, instaló una capilla ardiente durante la tarde de ayer

Además, contó cómo el periodista fallecido había sido también presidente de la Asociación de la Prensa de Málaga, vicepresidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa de Andalucía y miembro del Consejo Social de la Universidad de Málaga. Una trayectoria brillante desde sus comienzos que le valió, junto a su pasión por Mijas, para ser nombrado Hijo Predilecto de la Villa en 1988.

«No nos quedan palabras para agradecerte Joaquín. Todas se quedan pequeñas. El maestro de las letras eras tú. Hombre tímido, de una extraordinaria calidad humana, siempre estaba dispuesto a ayudar. No hay nada más que ver el cariño que hoy se desprende en tu despedida, los artículos en tu memoria que publica la prensa y el calor de tus vecinos. Eso dice mucho de ti», afirmó el primer edil, que en nombre de toda la corporación municipal y de todos los mijeños quiso lanzar un mensaje de ánimo para su familia, especialmente, para sus tres hijos, Joaquín, Pablo y Marta, «de los cuales se sentía tremendamente orgulloso, siendo a la vez su primogénito un fiel alumno de este gran maestro del periodismo». «Y es que, además de a sus seres más allegados, tenemos que darle las condolencias a la prensa andaluza, en general, y malagueña, en particular, que hoy se quedan huérfanas al irse el que todos llaman, en mayúsculas y con respeto, ‘el director’».

Antes de la firma del libro de condolencias, y del posterior entierro en la intimidad en el Cementerio de Mijas, el primer edil del municipio, visiblemente afectado, leyó unos versos que emocionaron tanto a familiares como a amigos. «En El Compás, bajo el manto de la Virgen de la Peña, se escucha el teclado de la redacción mijeña que canta los titulares del día: Mijas se despide con cariño de su Hijo Predilecto; Mijas rinde homenaje a uno de los grandes de la prensa; Mijas llora por el adiós a un enamorado de su tierra. Y la portada, Joaquín, será mañana y siempre: Mijas guarda en su corazón al periodista que hizo de este pueblo de callejuelas blancas un referente andaluz».

Fotos

Vídeos