El TSJA condena al Puerto a pagar más 190.000 euros por un despido improcedente

A. GÓMEZ

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha estimado el recurso de suplicación interpuesto por un empleado de Puerto Marina por un despido improcedente que tuvo lugar en 2012. La sentencia, que no es firme, obliga a la empresa pública de Benalmádena a readmitir al trabajador en su puesto como vigilante del varadero. El Puerto Deportivo deberá abonar 33.309 euros en concepto de indemnización y 157.050 euros por los salarios dejados de percibir desde su despido. Desde el Puerto alegaban que se trataba de un cargo de confianza del exconcejal Francisco Salido, presidente de Unión Centro Benalmádena (UCB), formación de la que el empleado fue afiliado, según consta en la documentación que obra en poder del TSJA, pero el trabajador ha demostrado que la relación laboral mantenida con la empresa municipal era «común» y que, por lo tanto, conviene aplicar el convenio colectivo del Ayuntamiento de Benalmádena, único accionista del Puerto.

El TSJA declara improcedente el despido y condena al Puerto a readmitir al empleado como trabajador indefinido no fijo «en las mismas condiciones que regían antes de producirse el despido» hasta que sea provea la plaza en concurso, tal como está obligado por ley. En abril del año pasado, un juez ya obligó al Ayuntamiento de Benalmádena a pagar más de 30.000 euros por otro despido improcedente.

Fotos

Vídeos