Los tres concejales de Benalmádena expulsados de Ciudadanos hacen oficial su paso al nuevo partido Contigo

Jiménez, Olmedo y Aguar, ayer en Benalmádena.

Los ediles no adscritos, con responsabilidades de gobierno, presentan la primera agrupación local de la formación en la provincia

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Los tres concejales expulsados de Ciudadanos en Benalmádena hicieron ayer oficial su trasvase al nuevo partido Contigo Somos Democracia (CSD), impulsado por excargos públicos de la formación naranja, a la que acusan de falta de democracia interna. Bernardo Jiménez, Óscar Ramundo y Beatriz Olmedo, ediles de gobierno al frente de áreas como Urbanismo o Personal, permanecerán en el grupo no adscrito al carecer su nuevo partido de representación municipal. Los concejales, que fueron expulsados por firmar un presunto pacto encubierto con el PSOE y cobrar desde comienzos de legislatura sueldos idénticos al Ejecutivo local pese a que inicialmente estaban en la oposición, han encontrado en Contigo un vehículo para concurrir a las elecciones municipales de 2019.

La nueva formación presentó ayer su agrupación local en Benalmádena, presidida por Olmedo, elegida tras unas primarias por listas abiertas en las que participó un 95 por ciento de los 30 afiliados que el partido tiene en la localidad, según comunicaron los concejales. Ramundo figura como responsable de Acción Política y Jiménez comanda la formación a nivel provincial. A la presentación de la agrupación acudió el presidente del partido y diputado en Valencia, José Enrique Aguar, que se dio de baja de Ciudadanos en febrero de este año al considerar que los de Albert Rivera «han traicionado los principios de progreso, centralidad y liberalidad y son una marca blanca del PP». Aguar ha sido recientemente acusado de falsear su currículum y utilizar su despacho en la Diputación de Valencia como sede del nuevo partido.

Jiménez anunció que en las próximas semanas se formarán nuevas agrupaciones locales de Contigo en Málaga. Hasta ahora, la de Benalmádena es la única de la provincia, aunque el concejal no adscrito asegura que el partido ya cuenta con afiliados en Mijas, Antequera, Rincón de la Victoria y Málaga capital. Por su parte, Olmedo agradeció «la confianza depositada» y afirmó que el equipo que preside «desde que inició su trayectoria política siempre creyó en un proyecto viable para Benalmádena». La exconcejala de Ciudadanos no eludió las referencias indirectas a su antiguo partido: «Nos apoyaban unas siglas que, por una serie de circunstancias, no siguieron la trayectoria que creíamos, pero nunca nos rendimos».

De forma paralela a los primeros pasos de Contigo en la política municipal, Ciudadanos continúa rearmándose en Benalmádena, donde pasó de tener tres concejales y más del diez por ciento de los votos a quedarse sin representación en el Ayuntamiento. La formación naranja acusa a sus exconcejales de «contravenir los estatutos y el código ético y no entregar sus actas», una posición que desde el grupo no adscrito justifican por la necesidad de dar estabilidad política a la localidad tras dos mociones de censura consecutivas del PP.

Fotos

Vídeos