Torremolinos zanja la polémica con los artesanos y autoriza un mercadillo en el centro

El mercadillo comienza hoy en la plaza de la Unión Europea tras varios meses de negociaciones. /A. G.
El mercadillo comienza hoy en la plaza de la Unión Europea tras varios meses de negociaciones. / A. G.

El Ayuntamiento permite la instalación de carpas en la plaza de la Unión Europea, una de las de mayor afluencia, durante dos días por semana

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Torremolinos ha puesto fin a la polémica abierta desde hace meses con los artesanos locales, que acusaban al Ayuntamiento de relegar sus mercadillos a las plazas con menor afluencia de público y de favorecer a empresas de otras ciudades. El Consistorio anunció ayer que autorizará la instalación de carpas en la plaza de la Unión Europea, una de las más céntricas de la localidad. La asociación Atenea, que representa a más de medio centenar de artesanos locales, venderá en este enclave sus productos hechos a mano durante dos días por semana, los viernes y sábados, desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde.

La medida sirve para calmar los ánimos de estos artistas, que habían denunciado con anterioridad que la desatención institucional había provocado que muchos de ellos se vieran obligados a solicitar puestos en otros municipios como Málaga capital, Benalmádena, Frigiliana o Marbella.

El acercamiento entre el Consistorio y la asociación comenzó hace aproximadamente un mes, cuando el Gobierno local habilitó un espacio para los artesanos locales en el mercadillo navideño instalado en la plaza Costa del Sol, algo que les habían denegado en las dos ediciones anteriores, según explica la presidenta de Atenea, Andrea Zucas: «También hemos podido vender nuestros productos entre el 4 y el 7 de enero en un mercadillo especial con motivo del Día de Reyes».

Desde la asociación aseguran estar «muy satisfechos» con su nueva ubicación en la plaza de la Unión Europea: «Tiene una afluencia continua de público, que es lo que pedíamos, y está muy cerca de la plaza de La Nogalera y de la calle San Miguel». El mercadillo comienza hoy y contará con más de una decena de puestos donde se pondrán a la venta, entre otros productos, biznagas de porcelana, velas, incienso, platería, jabones artesanos, trabajos en tela, sacos térmicos, cerámica, objetos ‘vintage’, productos realizados en caucho y cuero, carteles o artesanía en bambú y madera. Los cerca de sesenta artesanos de la asociación irán rotando para que todos ocupen los puestos instalados en la plaza de la Unión Europea. Zucas afirma que la asociación ya ha superado las desavenencias internas que provocaron una huida de artistas y llevaron a varios de sus miembros a denunciar que la presidenta «decidió ponerse un sueldo», algo desmentido por Zucas.

Desde Atenea sostienen que la relación con el Ayuntamiento, en concreto con la concejala de Cultura, Aída Blanes (PSOE), objeto de sus críticas en meses anteriores, han mejorado mucho porque han atendido algunas de nuestras demandas y han posibilitado que vendamos nuestros productos este invierno». La asociación solicitará instalarse en La Carihuela y en las plazas de San Miguel y La Nogalera en verano, cuando la afluencia de público se triplica por la llegada de turistas.

El escaso flujo turístico registrado en otoño e invierno en las plazas ofrecidas anteriormente por el Consistorio hacía «inviable», según los artesanos, que la venta de sus productos permitiese la rentabilidad necesaria «para subsistir». Su nueva ubicación en la plaza de la Unión Europea, sin embargo, parece haber puesto fin al enfrentamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos