Torremolinos solicitará nuevos informes jurídicos sobre la situación de Del Cid

José Ortiz y Margarita del Cid, en una imagen de archivo. /SUR
José Ortiz y Margarita del Cid, en una imagen de archivo. / SUR

El alcalde se resiste a dar un paso atrás pero anuncia que convocará un pleno extraordinario «para adoptar los acuerdos que resulten procedentes»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos solicitará nuevos informes jurídicos sobre la situación de Margarita del Cid (PP), destituida como miembro de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, institución que preside, en el último pleno ordinario. Después de que la secretaria municipal advirtiera de que el procedimiento por el que se acordó su cese es nulo de pleno derecho, el PSOE, que gobierna en minoría, ha encargado a la asesoría jurídica del Consistorio un informe sobre la situación de Del Cid. Los socialistas mantienen que la portavoz popular ya no representa al Ayuntamiento en la Mancomunidad y también han anunciado que pedirán informes externos para esclarecer si la destitución siguió los cauces legales necesarios o no. El alcalde, José Ortiz, convocará un pleno extraordinario «para adoptar los acuerdos que resulten procedentes respetando la legalidad y en función de todos los informes recabados».

El PSOE se resiste así a dar un paso atrás respecto al acuerdo plenario adoptado el 22 de marzo tras una moción presentada mediante vía de urgencia por el concejal no adscrito Juan Machío. En un informe solicitado por el PP, la secretaria municipal argumenta, apoyada en varias sentencias sobre procedimientos similares, que la aprobación de la urgencia requería mayoría absoluta (al menos 13 votos en el caso de Torremolinos, con 25 concejales). La urgencia y la moción, sin embargo, fueron aprobadas con 12 votos (PSOE, Costa del Sol Sí Puede, Izquierda Unida y el edil no adscrito) y el voto de calidad del alcalde, una situación que la funcionaria considera que no se ajusta a derecho. Su informe, en cualquier caso, carece de potestad para anular el acuerdo plenario, que debe ser rectificado por la propia corporación o declarado nulo por la autoridad judicial.

El PP ya ha trasladado el asunto a los juzgados. En las últimas semanas, aunque la certificación del acta del pleno no ha llegado aún a la Mancomunidad, Del Cid ha evitado firmar documentos como presidenta de esta institución, labor que está recayendo en su vicepresidente, Ángel Nozal. La portavoz del PP, que califica la sesión durante la que fue destituida como «el pleno de la vergüenza», acusa al alcalde de «abusar de su cargo y liderar un pucherazo por el miedo que le produce mi nombramiento como candidata del PP».

«Proceso inquisitorial»

El portavoz de Izquierda Unida, David Tejeiro, impulsor de la iniciativa de cese, insta a Del Cid «a no utilizar argumentos peregrinos para desviar la atención de la única razón por la que le hemos retirado la confianza». La coalición de izquierdas alega que la portavoz del PP «no es digna representante del Ayuntamiento por haber sido instructora de un procedimiento inquisitorial contra una funcionaria», en referencia al expediente abierto contra la secretaria municipal hace una década. Del Cid incide en que la sentencia que recientemente condena al Ayuntamiento a pagar más de 30.000 euros a esta extrabajadora por las «humillaciones» recibidas no la nombra en ningún momento.

La líder del PP local ha solicitado esta semana la dimisión del alcalde y asegura que los concejales que votaron a favor de su destitución podrían haber incurrido en un delito de prevaricación. Los nuevos informes solicitados por el Ayuntamiento arrojarán más luz sobre un asunto que ha terminado de dinamitar los puentes entre el PSOE y el PP.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos