Torremolinos negocia externalizar la gestión del Palacio de Congresos

El nuevo modelo prevé que el edificio mantenga la titularidad pública pero su gestión sea privada. /
El nuevo modelo prevé que el edificio mantenga la titularidad pública pero su gestión sea privada.

Turespaña trabaja junto al Ayuntamiento en un nuevo convenio para captar inversores ante el interés de empresas como Intu o Meliá

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La gestión del Palacio de Congresos y Exposiciones de Torremolinos podría externalizarse en los próximos meses. El Instituto de Turismo de España (Turespaña), propietario del edificio, y el Ayuntamiento, responsable de su explotación, negocian un posible convenio público-privado para sacar a concurso la dirección de este histórico inmueble. Empresas como Intu, propietaria de varios terrenos colindantes donde prevé construir un parque comercial y de ocio, y Meliá, que ha arrendado el Palacio de Congresos de Palma de Mallorca mediante una fórmula similar, ya han mostrado su interés por gestionar el recinto torremolinense.

Tanto Turespaña como el Ayuntamiento han expresado su incapacidad para hacer frente a la inversión que requieren la reforma y la modernización de equipamientos del Palacio, una situación que ha provocado que los técnicos de ambas administraciones trabajen en un acuerdo destinado a reforzar su competitividad y situarlo como futuro polo de atracción del turismo de congresos. El convenio actual finaliza en mayo, momento en que debería prolongarse por cinco años, como viene sucediendo desde hace lustros, pero la nueva hoja de ruta prevé una prórroga menor, de dos años, para realizar las modificaciones necesarias para externalizar la gestión.

La estrategia planteada, según fuentes consultadas por este periódico, pasa por trazar unos objetivos, un plan de inversión y otro de negocio cuyos detalles formarían parte del pliego de condiciones del concurso. Turespaña seguiría figurando como propietario del recinto y el Ayuntamiento integraría una comisión encargada de realizar el seguimiento para garantizar el cumplimiento del convenio por parte de la empresa ganadora. El alcalde, José Ortiz, confirma que ambas administraciones trabajan desde hace meses en un nuevo acuerdo, aunque asegura que los detalles «irán perfilándose en las próximas semanas». La externalización de la gestión del Palacio será uno de los temas que el regidor pretende abordar durante su visita a la ITB de Berlín, una de las tres ferias turísticas más importantes del mundo, junto a la secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asían.

La búsqueda de turistas con mayor poder adquisitivo es uno de las históricas asignaturas pendientes de Torremolinos. En este sentido, el segmento de congresos y negocios constituye uno de los sectores más atractivos debido al perfil de sus visitantes. Por su cercanía al aeropuerto y a Málaga capital, donde este tipo de turismo ha crecido cerca de un diez por ciento en el último año, Ortiz considera que Torremolinos podría convertirse en los próximos años en «un destino excelente» para la organización de congresos.

Problemas estructurales

El edificio, que terminó de construirse en 1967, fue ideado por los arquitectos Rafael de La-Hoz y Gerardo Olivares y cuenta con 20 salas, 80 despachos, 600 plazas de aparcamiento y miles de metros cuadrados de jardines. Sus problemas estructurales por el paso del tiempo, el deterioro de algunas de sus instalaciones y la construcción posterior de otros recintos más modernos en la provincia requieren una remodelación que de momento Turespaña, titular del inmueble, no está dispuesta a realizar alegando falta de presupuesto. La mala gestión del Palacio tanto en la anterior legislatura, cuando las cuentas deficitarias no fueron corregidas y tuvo que disolverse la empresa municipal que lo gestionaba, como en la actual, con menos eventos programados que nunca, han relegado este espectacular espacio a un segundo plano.

La gestión del Palacio fue asumida el año pasado por el Ayuntamiento tras la liquidación de su sociedad mercantil. En caso de que Turespaña y el Consistorio alcanzaran un acuerdo para buscar inversores, el modelo sería mixto: titularidad pública y gestión privada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos