Torremolinos garantiza que el proyecto de su parque comercial «sigue adelante»

El parque será construido sobre los terrenos que Intu posee en Torremolinos/. SUR
El parque será construido sobre los terrenos que Intu posee en Torremolinos / . SUR

El Ayuntamiento confía en que el informe de Carreteras, último escollo administrativo, sea aprobado «en los próximos días»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos confirmó ayer que el proyecto del parque comercial y de ocio «sigue adelante» pese a que su promotora, Intu, ha sido recientemente adquirida por la empresa británica Hammerson con el objetivo de crear un gigante inmobiliario con activos por valor de 23.000 millones de euros. La primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, se reunió el pasado fin de semana con el consejero de Intu en España, Salvador Arenere, para conocer el complejo que esta promotora tiene en Zaragoza, similar al que prevé levantar al norte del Palacio de Congresos de Torremolinos, y calibrar el respaldo de la nueva empresa fusionada al proyecto de la Costa del Sol. El Ayuntamiento e Intu ratificaron ayer la continuidad de los planes previstos en Torremolinos, «un compromiso sellado con más fuerza tras la reciente adquisición de Intu por parte de Hammerson».

La fusión permitirá ampliar la cartera de activos de ambas compañías, que se encuentran entre las diez primeras inmobiliarias de Europa. El nuevo gigante empresarial, resultado de esta adquisición, se denominará Hammerson pero continuará utilizando la marca Intu en su cartera de centros comerciales. Como adelantó este periódico el pasado 6 de diciembre, ambas compañías mantienen la hoja de ruta trazada en Torremolinos, donde prevén construir el parque comercial y de ocio más grande del Mediterráneo. Ambas empresas consideran que su fusión amplía las posibilidades de crecimiento en España e Irlanda, donde pretenden expandir sus negocios, y permitirá responder a las «rápidamente cambiantes» preferencias de los consumidores. En España, Intu es propietaria del 50 por ciento de los centros comerciales de Xanadú (Madrid), Puerto Venecia (Zaragoza) y Parque Principado (Asturias) y lleva meses ultimando su desembarco en Torremolinos, donde posee suelo.

Tras la reciente aprobación parcial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por parte de la Junta de Andalucía, el proyecto de la Costa del Sol depende ahora de que Carreteras dé luz verde a las soluciones planteadas por el Ayuntamiento para absorber el aumento de tráfico que generará el parque comercial y de ocio. Se trata del último escollo administrativo de un proyecto que se remonta más de una década atrás. Tocón confía en que el Ministerio de Fomento emita un informe favorable «en los próximos días», un documento que permitiría, una vez incorporado al plan general, el inicio de las obras. Los técnicos de Urbanismo plantearon en octubre varias alternativas a Fomento para absorber ese futuro aumento de tráfico, soluciones que pasan principalmente por desdoblar los accesos existentes y crear un nuevo acceso desde el nudo de la AP-7 para que las entradas a Torremolinos no queden colapsadas, como ya ocurre en horas punta en los carriles que conducen a Plaza Mayor.

Reclamos de ocio

El concepto desarrollado por Intu para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo y atraer clientes en un sector donde cada vez ganan más terreno las compras ‘online’ pasa por la construcción de ‘shopping resorts’, grandes superficies que alternan zonas comerciales y espacios al aire libre con atracciones y diversos reclamos. En Torremolinos, junto a las zonas comerciales, que ocuparán aproximadamente un tercio del parque, está prevista la instalación de un circo residente, una noria, un túnel de viento, una piscina de olas, una pista de esquí, una zona de escalada, un lago, una gran pantalla y un acuario. Intu anunció en 2015 la compra de 30 hectáreas de terreno en Torremolinos por 37,5 millones de euros a la sociedad Peel Group, uno de sus accionistas. A aquella operación le sucedieron las adquisiciones de solares adyacentes con el objetivo de invertir unos 550 millones de euros en el proyecto, concebido como «una ‘smart city’».

En la presentación de su proyecto, Intu se comprometió a crear «un nuevo acceso espectacular a Torremolinos como bienvenida a la ciudad», además de más de 20 kilómetros de rutas peatonales y de bicicleta, la puesta en marcha de un tren eléctrico para conectar el parque comercial con el centro de la ciudad y la playa y un tranvía interno. Las obras para los nuevos accesos, cuyo coste aún se desconoce, serán sufragadas por la promotora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos