Torremolinos garantiza la continuidad de su perrera hasta nueva adjudicación

La ley indica que ni el vencimiento del contrato ni la falta de ofertas comprometerán la recogida de animales abandonados o perdidos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La continuidad del servicio de recogida de animales abandonados y perdidos en Torremolinos está garantizada hasta la resolución de un nuevo concurso para elegir a la próxima adjudicataria. Así lo confirmó ayer el Ayuntamiento, que asegura que Home Animals (Canes) seguirá cubriendo estas necesidades «en los mismos términos y niveles actuales» pese al vencimiento del contrato y a que ninguna empresa concurriera al concurso convocado. En este sentido, fuentes municipales señalan que la ley 11/2003 de Protección Animal de la Junta de Andalucía «es taxativa en cuanto a las obligaciones que tienen las empresas adjudicatarias de estos servicios públicos de seguir prestándolos al vencimiento de sus contratos aunque no hubiesen formulado oferta para su nueva adjudicación, ni por sí misma o por parte de cualquiera otra empresa».

Desde Canes han mostrado «su total colaboración» para seguir con la actividad hasta que se resuelva la nueva adjudicación. Los técnicos del Área de Medio Ambiente están revisando las cláusulas del pliego técnico y administrativo con el objetivo de introducir mejoras en las condiciones y atraer a empresas después de que la última convocatoria se quedara desierta. Ni siquiera las tres empresas especializadas invitadas por el Ayuntamiento presentaron sus ofertas. Esta circunstancia, que desde el Consistorio no han querido vincular al escándalo de Parque Animal, la asociación cuya presidenta fue condenada a casi cuatro años de cárcel por delitos de maltrato animal y falsedad documental, «no es inusual», apuntan los técnicos del Área.

«Tanto la ley como el propio pliego por el que se rigió el concurso de adjudicación del servicio a la actual empresa recogen esa garantía de continuidad en su prestación hasta que se produzca una nueva adjudicación», recalcan desde el Ayuntamiento. En el caso del presupuesto, que asciende a 67.000 euros, la ley permite un incremento de hasta el diez por ciento. El pliego del parque zoosanitario municipal (antigua perrera) contempla funciones de recogida, transporte y albergue de animales abandonados y perdidos, además de otros servicios como la recepción de mascotas o el sacrificio en los casos contemplados por la ley.

Desde el Ayuntamiento evitan vincular la falta de ofertas al escándalo de Parque Animal

La asociación Parque Animal, presidida por Carmen Marín y cuya junta directiva está formada por varios de sus familiares directos, continúa siendo propietaria de los terrenos donde se levanta la perrera, en la finca La Pellejera, e incluso de una caseta en el recinto ferial, suelo cedido por el Ayuntamiento en 1998 por un periodo de cincuenta años.

En febrero, semanas después de conocerse la sentencia en primera instancia contra Marín, el Consistorio se presentó como acusación y perjudicado en el caso «para dilucidar si los denunciados utilizaron fondos propios de la asociación para fines privados y si entre estos fondos podrían encontrarse subvenciones municipales así como el indebido uso de la caseta del recinto ferial, explotada por la asociación de Parque Animal mediante un alquiler fraudulento e ilegal a terceros de la instalación municipal.

Fotos

Vídeos