Torremolinos destina 2,5 millones para las subvenciones al IBI, menos que en 2017

Las bases de las ayudas aumentan el umbral de renta «para beneficiar a más personas», medida que se suma a la reducción de casi un 25% en el tipo

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos anunció ayer que las bases que regirán la concesión de las subvenciones al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para este ejercicio, destinadas a viviendas habituales y personas en situación de vulnerabilidad, contemplan 2,5 millones de euros. La partida es inferior a los tres millones de euros destinados el año pasado, criticada por parte de la oposición al no ser gastada en su totalidad por las exigencias impuestas para su solicitud. Las ayudas oscilarán este ejercicio entre un 25 y un 75 por ciento del recibo en función de criterios de renta, con un máximo de 400 euros por beneficiario. Como novedad, las bases incluyen la posibilidad de acceder a la subvención a aquellas unidades familiares que tengan una segunda vivienda, siempre que el porcentaje de propiedad sea inferior al 50 por ciento, y la obligación, en todos los casos, de que tanto los solicitantes como los cotitulares de la vivienda a subvencionar estén al corriente de sus obligaciones fiscales municipales a fecha del 20 de abril.

Fuentes municipales aseguran que la reducción de la partida de ayudas queda compensada por la bajada del tipo impositivo en casi un 25 por ciento aprobada en octubre. El IBI de los recibos de Torremolinos pasará este año de un 0,98 a un 0,75. «También hemos aumentado el umbral de renta para las ayudas, pasando de algo más de 22.000 euros a casi los 30.000 euros este año para una persona, lo que nos permite ampliar el espectro de vecinos que puedan beneficiarse de esta subvención», asegura la primera teniente de alcalde y concejala de Hacienda, Maribel Tocón. La edil aclara que la subida del umbral de la renta va aumentando de forma proporcional al número de miembros de la familia.

Plazo de solicitudes

El plazo de presentación de las solicitudes de la subvención comienza el 14 de mayo y finaliza el 29 de junio. Como requisitos para acceder a las ayudas, los solicitantes tendrán que ser titulares del recibo de IBI de la vivienda habitual, ser cotitular con sentencia judicial firme de divorcio o separación, o ser titular del contrato de alquiler de viviendas acogidas al régimen de alquiler con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación del Suelo de Andalucía. La unidad familiar podrá contar con un segundo bien inmueble cuando el porcentaje de propiedad sea inferior al 50 por ciento.

Para poder ser solicitante de la ayuda, tanto el titular como el resto de personas empadronadas en la vivienda en cuestión deben haber tenido en el ejercicio anterior un nivel de renta igual o inferior en función de los umbrales marcados por el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) multiplicado entre cuatro y nueve veces según el número de miembros. En caso de tratarse de una sola persona, el límite se establece en 29.820 euros brutos anuales; en caso de dos empadronados, el límite estará en 37.275 euros; para tres personas, en 44.730 euros; para cuatro miembros, en 52.185 euros; para cinco, en 59.641 euros, y para seis miembros en la unidad familiar el límite de ingresos se sitúa en 67.096 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos