Torremolinos y Benalmádena, incapaces de alcanzar un acuerdo sobre La Leala

Ortiz y Navas se comprometieron en 2015 a poner en marcha el proyecto de un puente en La Leala. / A. G.
Ortiz y Navas se comprometieron en 2015 a poner en marcha el proyecto de un puente en La Leala. / A. G.

Ambas localidades siguen sin contratar la redacción del proyecto para construir un puente que mejore la conexión viaria y alivie el tráfico existente

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Torremolinos y Benalmádena no terminan de acortar distancias. Ambas localidades continúan sin alcanzar un acuerdo para la construcción de un puente en La Leala, que mejoraría la conexión entre las dos ciudades limítrofes y aliviaría el tráfico que actualmente soportan el resto de vías de acceso. El proyecto supone uno de los grandes compromisos electorales del PSOE, que gobierna ambos ayuntamientos, pero ocupa un lugar diferente en la escala de prioridades de sus alcaldes. El puente sería construido sobre el arroyo de El Saltillo, en La Leala Norte, a la altura de la calle Andrés Segovia, perteneciente a Torremolinos, y se comunicaría con una rotonda ya existente en Benalmádena, donde confluyen las calles Concordia y Santa Lucía.

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, asegura que ha solicitado «en varias ocasiones» a Torremolinos que financie la mitad de la redacción del proyecto, con un coste cercano a los 80.000 euros según estimaciones realizadas en base a los honorarios del Colegio de Ingenieros. Benalmádena tenía previsto hacer frente a la otra mitad del coste mediante los remanentes de crédito del año pasado y recomendó al municipio colindante hacer lo mismo. Este primer paso constituiría la puesta en marcha del proyecto, con un presupuesto que superaría el millón de euros, importe para el que ambos plenos acordaron solicitar financiación supramunicipal.

La construcción de este puente lleva coleando desde 2015, como parte de la campaña electoral y también como uno de los primeros proyectos anunciados por ambos regidores; el 8 de julio de aquel año, menos de un mes después de su investidura, Navas y su homólogo en Torremolinos, José Ortiz, posaron en la zona como muestra de su interés por «impulsar la conexión viaria» entre ambas localidades y calificaron el encuentro de «histórico porque pone fin a dos décadas de desencuentro institucional». Desde entonces, sin embargo, la relación entre Ortiz y Navas se ha deteriorado hasta el punto de que ambas ciudades apenas han impulsado durante esta legislatura acciones o estrategias conjuntas más allá de puntuales colaboraciones policiales contra la venta ambulante. Navas recuerda que propuso la firma de un convenio administrativo para iniciar la contratación de la redacción del proyecto: «Estoy convencido de que es una obra que debe realizarse, pero si Torremolinos no se suma no vamos a poder sacarlo adelante».

Obras pendientes

Por su parte, Ortiz alega que el Ayuntamiento que preside «tiene varias obras pendientes con un presupuesto concreto, como el bulevar peatonal del centro, y nuestra prioridad es ejecutarlas» y achaca la parálisis del proyecto de La Leala a la deuda que arrastra su Administración local, que en junio de 2015 arrojaba más de 197 millones de euros de números rojos: «No tenemos un presupuesto muy amplio y necesitamos priorizar cuestiones». Respecto al puente para unir Torremolinos y Arroyo de la Miel, Ortiz afirma que ve «complicada» la realización del proyecto «por los ajustes presupuestarios que tenemos». En 2016, ambos plenos aprobaron la solicitud de fondos supramunicipales para construir el puente. En Benalmádena, la moción salió adelante con los apoyos de todos los grupos municipales salvo el PP, que se abstuvo, frente a la unanimidad alcanzada en Torremolinos, si bien el equipo de Gobierno presidido por Ortiz incluyó de forma expresa a la Junta de Andalucía entre las instituciones a las que la corporación solicitó financiación, como reclamaban los populares, mientras que el Ejecutivo benalmadense centró su petición en la Diputación de Málaga. La líder del PP en Torremolinos, Margarita del Cid, afirma que el Ejecutivo de Ortiz «no ha insistido en el asunto y ni siquiera explicó para qué eran necesarios esos 80.000 euros». Del Cid recuerda que ambos municipios pueden solicitar la redacción del proyecto a la oficina técnica de la Mancomunidad.

Navas arremetió ayer contra el PP y Ciudadanos por rechazar la enmienda al presupuesto de la Diputación que solicitaba financiación para el proyecto y aseguró que el presidente de la entidad supramunicipal, Elías Bendodo, «se comprometió a subvencionar esta infraestructura», aunque matizó que la redacción del proyecto «es una responsabilidad de los municipios y tenemos que redactarlo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos