Torremolinos aprueba una tarifa plana de 300 euros al año para que los hoteles organicen eventos

La secretaria municipal y el alcalde, ayer durante el pleno. / A. G.

La iniciativa, propuesta por Aehcos y a la que pueden sumarse otros establecimientos, permitirá ahorrar miles de euros a los empresarios

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

::El Ayuntamiento de Torremolinos dio ayer luz verde a la aprobación definitiva de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por licencia de aperturas de establecimientos. La modificación fija por primera vez una tarifa plana de 300 euros al año para la celebración de eventos y actividades extraordinarias, como conciertos. La iniciativa responde a una propuesta de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), que en una carta a la que ha tenido acceso este periódico recordaba que los complejos hoteleros organizan celebraciones y espectáculos de animación «sin cobrar cantidad adicional alguna, siendo un servicio complementario más que se presta a los clientes». La alegación fue aceptada e incorporada a la ordenanza, añadiendo entre los beneficiarios al resto de establecimientos privados del municipio.

Aunque se abone la tarifa plana, implantada ya en otras localidades como Benalmádena, la celebración de eventos estará supeditada a las licencias de los establecimientos y a las actividades contempladas en ellas. Con anterioridad, según lo dispuesto en la ordenanza, los empresarios debían abonar entre 50 y 200 euros por espectáculo, según el número de metros cuadrados, de modo que la medida supondrá un ahorro de miles de euros para los locales que organizan eventos con regularidad, como hoteles y complejos turísticos. La tasa se abonará a comienzos de cada ejercicio fiscal.

La corporación municipal también acordó, de forma unánime, disminuir en un 33 por ciento las asignaciones económicas a los grupos políticos, que hasta ahora recibían unos 180.000 euros anuales para gastos de funcionamiento. La medida supondrá un ahorro cercano a los 44.000 euros anuales para las arcas municipales y tiene origen en una moción registrada en febrero por Izquierda Unida y Costa del Sol Sí Puede, que solicitaban una reducción del 44 por ciento, y no incluida en el orden del día del pleno hasta ahora. El PP y Ciudadanos presentaron una moción similar, con otras cantidades (una disminución del 25 por ciento), la semana pasada. Con ambas propuestas sobre la mesa, todos los grupos alcanzaron un consenso para establecer la reducción en un 33 por ciento.

El pleno también sacó adelante diversos dictámenes encaminados al saneamiento de las cuentas municipales después de que la Junta de Andalucía advirtiera al Ayuntamiento, en un documento remitido en julio, del incumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria y de la posibilidad de adoptar un acuerdo de no disponibilidad de créditos, una opción descartada por la concejala de Economía y primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, al considerar «que no habrá inconveniente en el cumplimiento de las reglas fiscales al cierre del ejercicio 2017». Desde el Ayuntamiento tratan de reducir el plazo medio de pago a proveedores para reducir el IBI, su gran caballo de batalla, en las próximas semanas.

Fotos

Vídeos