Torremolinos aprueba la segunda fase de las obras para peatonalizar el centro

La primera fase de las obras se prolongará hasta mayo, cuando comenzarán los trabajos en superficie./A. G.
La primera fase de las obras se prolongará hasta mayo, cuando comenzarán los trabajos en superficie. / A. G.

El Ayuntamiento da luz verde definitiva al proyecto, cuyos trabajos comenzaron en enero y se prolongarán durante todo el año

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Las obras de peatonalización del centro de Torremolinos mantienen los plazos fijados. El Ayuntamiento aprobó ayer la segunda fase del proyecto diseñado por el arquitecto malagueño Salvador Moreno Peralta, consistente en la creación de un gran bulevar que atravesará la plaza Costa del Sol y parte de la avenida Palma de Mallorca. En enero comenzaron los trabajos de la primera fase, relativos a canalizaciones e infraestructuras y que tendrán lugar hasta mayo, cuando arrancarán las obras en superficie con el objetivo de inaugurar el bulevar en diciembre. Tras completar el expediente, el Consistorio sacará a licitación la ejecución de los trabajos de esta segunda fase, centrados en la pavimentación y la instalación de mobiliario urbano, arboleda y una pérgola de grandes dimensiones.

El pavimento alternará baldosas de color blanco y azul oscuro en los diversos espacios de estancia y de paseo hasta diluirse en un blanco total en la confluencia de las diferentes plazas del centro, a las que se sumará la plaza María Barrabino, hasta ahora inexistente en el callejero. Esta plaza contará con un acceso directo a la Casa de María Barrabino, construida en el siglo XIX y adquirida por el Ayuntamiento por 1,1 millones de euros. Frente al histórico inmueble, una vez que termine de negociarse el traslado de los locales comerciales situados delante de la vivienda, se ubicará la obra 'Los oficios', realizada por Elena Laverón en 1999.

Las obras iniciadas en enero pararán en Semana Santa y luego serán retomadas. Estos trabajos supondrán la renovación y ampliación de todas las infraestructuras y redes de servicios públicos (electricidad, gas natural, telecomunicaciones, abastecimiento de agua y alcantarillado) y están siendo ejecutados por las empresas municipales y la sociedad mixta Aguas de Torremolinos. El proyecto completo, del que faltaban algunos detalles técnicos por cerrar, supone una inversión municipal de 2,5 millones de euros y, según la concejala de Urbanismo y primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, constituyen «la mayor transformación de la ciudad desde los años sesenta».

Pasajes intermedios

El tramo desde la avenida Isabel Manoja hasta la calle Cauce se convertirá en un paseo de acceso a la plaza Costa del Sol mediante la regeneración de los pasajes intermedios con un plan integral de embellecimiento, restauración de fachadas y establecimiento de actividades. El paso hacia la zona central prevé la posibilidad de instalar kioscos, mercadillos, ferias, puestos de flores, exposiciones temporales y espacios intermedios adornados por elementos escultóricos. El proyecto también contempla pequeñas plazoletas con bancos, macizos florarles, estanques, fuentes y láminas de agua.

El proyecto no ha encontrado el apoyo de la oposición, especialmente del PP, que ha denunciado presuntas irregularidades en el procedimiento al entender que existe fraccionamiento de contrato. Las obras coinciden con la reforma integral de la Cuesta del Tajo y calle Peligro, nudo de enlace entre el paseo marítimo de El Bajondillo y el centro donde los operarios están sustituyendo la solería por un empedrado antideslizante para salvar los desniveles con rampas, unos trabajos financiados por la Diputación y que se sumarán a la remodelación del entorno de la Torre Pimentel, el BIC más representativo del municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos