Torremolinos adquiere una obra de Elena Laverón para el bulevar peatonal del centro

Torremolinos adquiere una obra de Elena Laverón para el bulevar peatonal del centro

Un decreto de Alcaldía aprueba la compra de la escultura ‘Los oficios’, que será ubicada en la plaza Costa del Sol, por 153.670 euros

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos ha adquirido, mediante decreto del alcalde, José Ortiz (PSOE), una obra de la escultora Elena Laverón para coronar el futuro bulevar peatonal del centro. La compra, justificada «por causas técnicas y artísticas», asciende a 153.670 euros y formará parte del capítulo de gastos del presupuesto de este año, según consta en el decreto al que este periódico ha tenido acceso. El pliego de cláusulas administrativas detalla que se trata de la obra ‘Los oficios’ (1999), compuesta por cinco figuras de bronce de unos mil kilos de peso y que será ubicada temporalmente frente a la Casa de los Navajas, hasta que finalicen las obras de peatonalización del centro, cuyo comienzo está previsto en enero tras varios retrasos sobre el calendario programado.

La adquisición ha provocado las críticas de Costa del Sol Sí Puede, socio de investidura del PSOE, que gobierna en minoría, y cuyo votó resultó fundamental para sacar adelante los presupuestos. El portavoz del partido instrumental de Podemos, José Piña, considera «un despilfarro» la compra: «Nos parece exagerado y creemos que ese dinero podría emplearse en actuaciones más prioritarias relacionadas con el mantenimiento de espacios públicos o la mejora de los servicios municipales». El proceso de adjudicación parte de un decreto de Alcaldía que aprueba el expediente de contratación y abre un procedimiento negociado sin publicidad para la adjudicación de la obra. Piña solicita a Ortiz que dé un paso atrás apelando «a la sensatez política, la responsabilidad y la sensibilidad para gestionar el gasto público»

La premura de la compra, antes incluso de que comiencen las obras de peatonalización, podría deberse al interés de Ortiz por contar con Laverón en la presentación del proyecto de regeneración del centro, diseñado por el arquitecto malagueño Salvador Moreno Peralta, que también estará presente en el acto que se celebrará mañana en el Palacio de Congresos de Torremolinos. El alcalde se garantiza de este modo estar flanqueado por dos profesionales ampliamente reconocidos en sus respectivas disciplinas como Laverón y Moreno Peralta, un escenario que amortigua las críticas de la oposición al proyecto, que no termina de convencer al PP, Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede ni Izquierda Unida.

Aunque el alcalde anunció que las obras de peatonalización comenzarían en octubre y finalizarían en verano, los trabajos sufrirán varios ajustes y se dividirán en dos fases. El Ayuntamiento y las empresas municipales se encargarán de ejecutar la primera parte del proyecto, relacionada con las canalizaciones y las infraestructuras, como la instalación de cableado, redes, fibra e iluminación a partir del 8 de enero. Aunque el proyecto no será presentado hasta mañana, este periódico adelantó en noviembre que esta primera fase tendrá un coste aproximado de medio millón de euros y se prolongará hasta Semana Santa. Después tendrán lugar el inicio de las obras de pavimentación y la colocación de mobiliario, estanques, jardinería y otros elementos decorativos. Mientras tanto, la plaza Costa del Sol y parte de la avenida Palma de Mallorca tendrán un suelo provisional de hormigón.

Tras los trabajos de infraestructura, por tanto, comenzará a materializarse el proyecto diseñado por Moreno Peralta, coronado por la obra de Laverón y una enorme pérgola cuyo coste rondará los 550.000 euros. Con una estética similar al Palmeral de las Sorpresas de Málaga, será uno de los elementos más simbólicos del nuevo centro. La pavimentación será de granito, con baldosas de grandes dimensiones y dos colores: blanco y azul oscuro. La programación de las obras «será establecida para ocasionar los menores perjuicios posibles al tejido comercial del centro», que en el último año ha absorbido casi un tercio de las licencias de apertura de negocios registradas en la localidad.

El proyecto, que se prolonga sobre más de 8.000 metros cuadrados, contempla estanques y elementos escultóricos sobre un bulevar con espacios de sombra, juegos de agua y zonas ajardinadas. La zona permanece cerrada al tráfico de vehículos desde hace dos años y el Gobierno local prevé conectarla con la Casa de María Barrabino, construida en 1862 y recientemente adquirida por el Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos