Torremolinos adjudica por tres millones la segunda fase de su peatonalización

Las obras comenzaron en enero y se prolongarán hasta diciembre. /SUR
Las obras comenzaron en enero y se prolongarán hasta diciembre. / SUR

Sorigué, ganadora del concurso público, se encargará de las obras que convertirán el centro en un bulevar antes del inicio del próximo año

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Torremolinos anunció ayer la adjudicación, por tres millones de euros, de la segunda fase para peatonalizar la plaza Costa del Sol y parte de la avenida Palma de Mallorca, una de las mayores transformaciones urbanísticas de la localidad en los últimos años. La empresa Sorigué, ganadora del concurso público convocado por el Ayuntamiento, se hará cargo de las obras, que se prolongarán hasta diciembre. La actuación, cuyo presupuesto supera los 2,5 millones anunciados inicialmente aunque hasta el momento mantiene el calendario previsto, pretende revitalizar el centro de la ciudad, cerrado al tráfico de vehículos desde 2015, y amortiguar de esta manera la huida de grandes firmas y los malos resultados comerciales de la última década.

El proyecto, diseñado por el arquitecto malagueño Salvador Moreno Peralta sobre una superficie cercana a los 10.000 metros cuadrados, comenzó a materializarse en enero, cuando las empresas municipales y la sociedad mixta Aguas de Torremolinos iniciaron las obras, que están divididas en dos fases. La primera, a punto de concluir, ha consistido en la renovación y ampliación de todas las infraestructuras y redes públicas (electricidad, gas natural, telecomunicaciones, abastecimiento de agua y alcantarillado), algo que ha permitido incorporar fibra óptica y gas natural a la zona. La segunda fase, que comenzará en las próximas semanas, será ejecutada por Sorigué.

La iniciativa supondrá la instalación de un pavimento compuesto por baldosas de dos colores, blanco y azul oscuro, que se alternarán en los diversos espacios de estancia y de paseo hasta diluirse en un blanco total en la confluencia de las diferentes plazas del centro, a las que se sumará la plaza María Barrabino, hasta ahora inexistente en el callejero. Esta plaza contará con un acceso directo a la Casa de María Barrabino, construida en el siglo XIX y adquirida por el Ayuntamiento por 1,1 millones de euros. Frente al histórico inmueble, una vez que termine de negociarse el traslado de los locales comerciales situados delante de la vivienda, se ubicará la obra 'Los oficios', realizada por Elena Laverón en 1999 y adquirida por un decreto de Alcaldía por importe de 153.000 euros.

La zona estará decorada por nuevo mobiliario «de diseño» y contará con franjas verdes formadas por palmeras y naranjos. También habrá láminas de agua, fuentes, bancos y macizos florales, además de una tarima para músicos ambulantes. Las obras coinciden con diversas actuaciones paralelas en La Nogalera, la Cuesta del Tajo, la calle Peligro, la avenida Carlota Alessandri y la Torre Pimentel, trabajos que darán lugar a un escenario que «cambiará en positivo el espíritu de la ciudad», según manifiesta el alcalde, José Ortiz (PSOE).

Parque y mercado

El primer edil confía en que la futura construcción del mayor parque comercial y de ocio del Mediterráneo, que las británicas Intu y Hammerson prevén levantar al norte del Palacio de Congresos, y la reconversión del antiguo edificio consistorial en el primer mercado gourmet de Sabor a Málaga, un proyecto financiado por la Diputación, terminen de encajar las piezas del renovado puzzle de Torremolinos. El proyecto de peatonalización, sin embargo, no termina de encontrar cobijo en la oposición.

Ni el PP, que ha trasladado el procedimiento de adjudicación del proyecto a los tribunales por presuntas irregularidades, ni Costa del Sol Sí Puede y Ciudadanos respaldan la hoja de ruta trazada por los socialistas, a quienes acusan de actuar «a golpe de decreto». La primera teniente de alcalde, Maribel Tocón, alega que «se están cumpliendo con las fechas previstas» y destaca que durante este mismo año «podremos disfrutar de un entorno recuperado para los ciudadanos en el epicentro del comercio y la vida social de Torremolinos». En caso de respetar el calendario fijado, las obras terminarán antes de que comience el próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos