Un tercio de los fuengiroleños se beneficiarán de las ayudas para el abono de impuestos

I. GELIBTER

Más de 25.000 ciudadanos de Fuengirola, según datos aportados por la alcaldesa, Ana Mula, se beneficiarán este año de la línea de ayudas para el abono del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y la Tasa de Gestión Medioambiental de Residuos (GEMER). Este sistema permite, siempre que se cumplan unos determinados requisitos, que los vecinos no tengan que abonar un treinta por ciento de sus recibos, es decir, que la cuantía se bonifique. En este ejercicio esta cantidad subvencionada suma un total de 4,4 millones de euros. De esta manera, aquellos que cumplan los requisitos sólo tienen que abonar el primer plazo correspondiente al 70% de los impuestos de dichas obligaciones fiscales al quedar automáticamente compensado el segundo plazo, es decir, no tienen que hacer frente al resto de la cuantía. Las ayudas iban a estar vigentes hasta 2015, aunque se aprobó una prórroga hasta 2019 con el objetivo de seguir «beneficiando a los fuengiroleños», argumentó la regidora, que recordó que en 2013 se impulsó la medida para paliar «las dificultades económicas».

Fotos

Vídeos