El servicio especial de playas realizó más de 130 intervenciones en Semana Santa

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Los servicios especiales de salvamento, socorrismo y emergencias puestos en marcha por el Ayuntamiento de Torremolinos en sus playas durante Semana Santa realizaron 138 actuaciones, según el balance ofrecido ayer por sus coordinadores. Más de una decena de estas intervenciones fueron de tipo sanitario, mientras que el resto corresponde a labores de prevención e información a bañistas sobre el estado del mar. El servicio, activado por segundo año consecutivo y en el que participaron 16 socorristas, comenzó el 24 de marzo y finalizó el pasado domingo. También formaron parte del equipo un enfermero, un patrón de embarcación y un coordinador del servicio, que dispusieron de una moto náutica con camilla de salvamento y una ambulancia con la que vigilaron el litoral desde las once de la mañana hasta las ocho de la tarde.

Entre las personas que precisaron de asistencia sanitaria figuran cuatro por heridas incisas o erosiones, dos por contusiones, tres por mareos, otras dos por esguinces o luxaciones y una por caída en el paseo marítimo. Esta última necesitó ser trasladada a un centro sanitario por posible rotura de cadera. En cuanto a las labores preventivas y de patrullaje, de los 126 servicios prestados, en uno de los casos se hizo necesario apercibir a una embarcación por navegar a alta velocidad en los espacios reservados para el baño, según informan desde el Ayuntamiento.

Torremolinos opta este año a la concesión de la bandera azul en las playas de La Carihuela, Bajondillo, Playamar y Los Álamos, reconocimiento que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor. La localidad malagueña registró durante el puente, desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección, una ocupación hotelera media superior al 88 por ciento, casi tres décimas por encima de lo previsto. Las reservas realizadas a última hora explican esta mejora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos