Del Cid reúne a más de 200 militantes e inicia la campaña hacia la Alcaldía

Del Cid, ayer en la sede que el PP tiene en el recinto ferial de Torremolinos. /SUR
Del Cid, ayer en la sede que el PP tiene en el recinto ferial de Torremolinos. / SUR

El PP mueve la primera ficha del tablero electoral y pone en marcha una batería de visitas a barrios para elaborar el programa que presentará en 2019

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Aún queda cerca de un año y medio para las elecciones municipales, pero los partidos comienzan a fijar objetivos y trazar estrategias. El Partido Popular mira ya hacia 2019 para culminar la recuperación de la Costa del Sol, un proceso iniciado esta misma legislatura con mociones de censura que han permitido a la formación azul reconquistar parte del terreno perdido en junio de 2015. Uno de sus mayores retos pasa por volver a ocupar la Alcaldía de Torremolinos, uno de los principales bastiones de los populares en las dos últimas décadas, hasta que el socialista José Ortiz arrebató el bastón de mando a Pedro Fernández Montes.

Para regresar al Gobierno local, el PP ha puesto ya en marcha una campaña que se prevé intensa. La líder de los populares en Torremolinos, Margarita del Cid, reunió ayer a más de 200 militantes en la sede que el PP tiene en el recinto ferial, desde donde está articulando el grupo de trabajo con el que colaborará en los próximos meses para desbancar a Ortiz, investido alcalde con el apoyo de Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede e IU.

Del Cid tiene intención de comenzar a elaborar su programa electoral en enero, tras concluir una batería de visitas a los diferentes barrios de la localidad que comenzó hace dos meses con el objetivo de recoger las principales propuestas y reivindicaciones vecinales. Al acto organizado ayer acudieron el alcalde de Estepona, José María García Urbano, cuyo proyecto de revitalización del centro toma como referencia Del Cid, y Nena Paine, junto a quien organizará un evento solidario el 17 de diciembre para recaudar fondos para el economato que lleva el nombre de Pilar Galera, la médico malagueña fallecida el año pasado a los 37 años después de una lucha de casi un lustro contra un cáncer de colon y de impulsar la investigación de un fármaco bajo en toxicidad.

Del Cid, que cuenta con el respaldo de Bendodo para recuperar la Alcaldía pese a los intentos de Fernández Montes por relevarla por un candidato de su círculo más próximo, ha dividido por áreas el grupo municipal que lidera, compuesto por otros nueve concejales. La limpieza, el mantenimiento de los servicios básicos y las empresas públicas serán ejes del programa con que concurrirá a los comicios de 2019. La líder de los populares en Torremolinos considera que durante esta legislatura «hemos retrocedido en varios puntos, muchos de ellos relacionados con las empresas municipales, que no han sido atendidas pese a las reivindicaciones de los trabajadores». Del Cid también utilizará como armas electorales contra el PSOE las cuentas pendientes que la Junta mantiene en la localidad malagueña desde hace lustros, como la prometida creación de un Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) y un Palacio de Justicia.

La deuda heredada de las cinco legislaturas que el PP gobernó con mayorías absolutas, que en junio de 2015 ascendía a 197 millones de euros, uno de los débitos municipales más abultados de la provincia, será uno de los argumentos más recurrentes del PSOE durante la campaña. Del Cid reconoce que «hay que ser realistas y no engañar a la gente» y reivindica su gestión como presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental: «Hace seis años me encontré una deuda de seis millones de euros y acabamos de aprobar un presupuesto con deuda cero».

Con este comienzo de campaña hacia la Alcaldía, que ayer celebró su segundo acto e incluye el buzoneo de varias publicaciones, Del Cid mueve la primera ficha del tablero electoral en Torremolinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos