El PP redobla su apoyo a Del Cid en Torremolinos pese al rechazo de Fernández Montes

Marmolejo, De la Torre, Bendodo, Del Cid, Moreno y Navarro. /A. G.
Marmolejo, De la Torre, Bendodo, Del Cid, Moreno y Navarro. / A. G.

Moreno, Bendodo y De la Torre escenifican el respaldo a la candidata a la Alcaldía tras casi tres años de guerra abierta contra el exregidor

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Partido Popular escenificó ayer por primera vez en un acto público la crisis interna que arrastra desde hace más de dos años en Torremolinos. Cerca de medio centenar de personas se manifestaron a las puertas de la sede que el partido tiene en el recinto ferial, donde tuvo lugar la presentación oficial de Margarita del Cid como candidata a la Alcaldía. Del Cid estuvo arropada por el presidente autonómico del PP, Juanma Moreno, y por su homólogo provincial, Elías Bendodo, en un acto al que acudieron unas 400 personas, entre ellas el grupo municipal popular al completo, formado por otros nueve concejales. Fuera de la sede, los manifestantes, en su inmensa mayoría afines al exalcalde Pedro Fernández Montes, solicitaban la retirada de Del Cid como candidata y la celebración de un congreso para elegir a la nueva ejecutiva local del partido, desde abril controlado por una gestora presidida por Manuel Marmolejo.

El nombramiento de la gestora destituyó a Fernández Montes como presidente local del PP, una situación que agravó más si cabe la brecha entre el exalcalde y sus antiguos concejales. Tras agotar «todas las vías de diálogo posible» para alcanzar un acuerdo, la cúpula autonómica y provincial del partido inclinó la balanza hacia Del Cid, la gran apuesta de Bendodo para recuperar Torremolinos, donde el PP sufrió uno de sus mayores batacazos electorales de 2015 con la pérdida de siete ediles, escenario que permitió al socialista José Ortiz arrebatar el bastón de mando a Fernández Montes tras dos décadas de mayorías absolutas. El exalcalde, incapaz de verse relegado a la oposición, dejó su acta de concejal pero intentó seguir manejando los hilos del partido desde la presidencia local.

Cerca de medio centenar de personas se manifestaron a las puertas de la sede del PP para pedir un congreso local protesta

Bendodo hizo referencia a la crisis interna asegurando que el PP «ha escuchado a los vecinos para renovarse» división

Con las elecciones de 2019 en el horizonte, el PP ha decidido zanjar la crisis apoyando sin fisuras la candidatura de Del Cid y creando una gestora que arrebata el poder a Fernández Montes. Lejos de bajar los brazos, el exalcalde ha anunciado que se presentará como candidato a la presidencia local del partido cuando se celebre el congreso, de ahí que su entorno exija la convocatoria de esta asamblea de forma inmediata. La dirección del PP, sin embargo, utiliza estos congresos como trámite para reforzar el liderazgo de sus candidatos y no como primarias, como pretende el exregidor. Los populares no están dispuestos a seguir evidenciando la brecha interna y ha comenzado la precampaña con un mensaje claro: la candidatura de Del Cid es innegociable.

Bendodo comenzó su discurso asegurando que «hemos escuchado el mensaje de los vecinos y nos hemos renovado» e hizo referencia a la indocilidad de Fernández Montes: «El ruido de un árbol que cruje no puede impedirnos escuchar el estruendo del bosque que crece». El presidente de la Diputación criticó «la desastrosa gestión del PSOE» y vaticinó que Del Cid «va a conseguir recuperar la confianza de los vecinos». El acto fue inaugurado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que destacó «el proyecto realista y ambicioso» de Del Cid, a quien mostró «todo mi apoyo».

Del Cid tampoco eludió las referencias a los momentos más difíciles del PP de Torremolinos: «Creo en la unión, no en la división; creo en mirar hacia el futuro, no al pasado, y tampoco creo en el juego sucio ni en las zancadillas». La presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, sustituida por Patricia Navarro en la secretaría general del partido en Málaga para centrarse en la reconquista del Gobierno de Torremolinos, considera que «el Ayuntamiento se ha convertido en un circo por la alianza de perdedores», en referencia al pacto de investidura entre el PSOE, Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede e Izquierda Unida que dio la Alcaldía a Ortiz. Del Cid, que estuvo acompañada de numerosas figuras del partido, como la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz; el regidor de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, o el primer edil de Estepona, José María García Urbano, se comprometió a «hacer una campaña limpia y de tono positivo».

«No creo en el juego sucio ni en las zancadillas; haré una campaña limpia en tono positivo», dice Del Cid elecciones

Con carteles que mostraban reivindicaciones como «No queremos corruptos» o «Congreso local ya»,los manifestantes solicitaron a Marmolejo una fecha para celebrar la asamblea, una petición desestimada por el presidente de la gestora. En el cierre de acto, Moreno Bonilla afirmó que Torremolinos «necesita la ilusión, la fortaleza y la experiencia de Margarita» y destacó que la candidata popular «tiene voluntad y entrega para ganar estas elecciones». El presidente del PP en Andalucía pidió «confianza para el proyecto político» de los populares en la localidad costera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos