Reclaman toldos en la calle San Miguel de Torremolinos para aliviar el calor

La calle San Miguel continúa sin toldos a pesar de las altas temperaturas. /Alberto Gómez
La calle San Miguel continúa sin toldos a pesar de las altas temperaturas. / Alberto Gómez

Las lonas instaladas desde hace años en esta vía emblemática permanecen sin uso en dependencias municipales pese a las altas temperaturas

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Pasear por la emblemática calle San Miguel de Torremolinos se ha convertido en un calvario durante las horas del día de mayor calor. La ausencia de toldos en esta céntrica vía comercial, donde se registran temperaturas superiores a los cuarenta grados, ha generado numerosas críticas entre los vecinos y la oposición. La concejala de Cultura, Aída Blanes (PSOE), aseguró en el último pleno ordinario, celebrado en junio, que las lonas se instalarían «en los próximos días», pero el sol continúa dando de lleno a los miles de residentes y turistas que pasan por esta calle, una de las vías comerciales más concurridas de Andalucía.

Mientras otras calles representativas de la provincia, como Larios en Málaga capital, llevan más de un mes con los toldos instalados para generar espacios de sombra y fortalecer su tejido comercial, en Torremolinos aún resulta heroico atravesar la calle San Miguel en las horas centrales del día, una situación «incomprensible» para muchos comerciantes y vecinos, conscientes de que las lonas permanecen en el Ayuntamiento. En su respuesta plenaria a una pregunta del PP, Blanes alegó que los técnicos tratan de «solventar situaciones de años anteriores» relativas a los costes y el mantenimiento de estas estructuras. La viceportavoz del PP, María José Jiménez, recuerda que los toldos «están hasta numerados» en dependencias municipales, a la espera de ser instalados: «Lo único que tiene que hacer el equipo de gobierno es autorizar su colocación. Parece mentira que a mediados de julio no haya sombra en la calle San Miguel».

Desde el Consistorio aseguran que los técnicos «están instalando» los anclajes. Jiménez también ha solicitado la colocación de lonas en La Carihuela para dar sombra a sus principales vías de compras, como las calles Bulto y Carmen. «Creemos que sería una forma de regenerar el tejido comercial de la zona». En el PSOE, que gobierna en minoría, afirman que la diferencia de altura de los edificios de este barrio costero imposibilitan la instalación, aunque inciden en que se están estudiando diferentes posibilidades para aumentar los espacios de sombra, especialmente en los enclaves donde se organizan actividades infantiles y de ocio. La plaza Costa del Sol, que será peatonalizada en los próximos meses, ya ha contado con toldos en algunos eventos, como el reciente Festival de la Cerveza, que celebró en junio su segunda edición.

Fotos

Vídeos