La presencia testimonial del PSOE en Fuengirola

Nuria Guevara, única candidata de momento al PSOE. /IG
Nuria Guevara, única candidata de momento al PSOE. / IG
Crónica Política

El grupo municipal del principal partido de la oposición solo ha registrado cuatro mociones en todo el año, la mitad de las cuales trascendían el ámbito local

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Después del resultado de las elecciones de mayo de 2015, la escena política en la provincia de Málaga cambió de manera absoluta. Era la primera prueba electoral que se producía tras la explosión del fenómeno de los nuevos partidos, que obtuvieron un relativo éxito en según qué municipios.

Sin embargo, la principal consecuencia en Málaga de este sorprendente resultado fue la pérdida de las principales mayorías absolutas del Partido Popular. Además de Málaga capital, esta circunstancia se extendió a Mijas, Vélez-Málaga, Torremolinos o Marbella, entre otras. De esta manera, tanto Estepona como Fuengirola se convirtieron en los principales bastiones ‘populares’. En el caso de la localidad esteponera, la diferencia con el resto de partidos fue enorme, mientras que en Fuengirola –pese a la gran distancia con la segunda fuerza, el PSOE–, la alcaldesa Ana Mula se quedó a un edil de perderla.

Este resultado en la localidad fuengiroleña, que a muchos pareció entonces ajustado, no fue producto del aumento de ediles por parte del PSOE, sino que el pleno municipal se convirtió en una amalgama de formaciones común a otros municipios: Además de PP (14) y PSOE (5), conviven Ciudadanos (2); Costa del Sol Sí Puede (2);e IU (2).

Dos años y medio después, la apisonadora de la mayoría absoluta del PP sigue su curso, pero la oposición ha enseñado de manera muy evidente qué partidos tienen interés en trabajar, y cuáles se han instalado en la comodidad. A este segundo capítulo pertenece, por encima del resto, el PSOE de Fuengirola, que durante este último año tan solo ha presentado cuatro mociones (ahora han anunciado una quinta para el pleno de noviembre), de las cuales la mitad trascienden al ámbito local. No en vano, han sido partidos más minoritarios –y con menos recursos– los que han centralizado las peticiones vecinales y la denuncia social, como el caso de Ciudadanos (en mayor medida), o IU y CSSP un poco por detrás.

Según la información rescatada por este periódico, estas son las mociones llevadas a pleno por parte del PSOE de Fuengirola: La primera de ellas se presentó en el pleno de febrero, y el objetivo era instar al Gobierno a central a modificar la Ley de Haciendas Locales en referencia al impuesto de plusvalías. La siguiente moción también fue presentada en el pleno de febrero, y el objeto de la misma era pedir la renovación de Mercacentro, una propuesta interesante de la que SUR se hizo eco entonces en estas mismas páginas.

La siguiente propuesta que fue a pleno ocurrió ya en el mes de junio. La moción instaba a la adaptación de Fuengirola a la Ley de Memoria Democrática de Andalucía. En el mes de julio se presentó otra nueva moción para la instauración de un monumento a las víctimas de la Guerra Civil, aunque no se recogió, según fuentes municipales, notificación alguna al respeto.

Por último, un escueto comunicado enviado esta pasada semana anunciaba que este mes de noviembre presentarán una nueva moción para instar a la defensa de la comunidad felina.

El futuro del PSOE local

Mientras que la agrupación local del PSOE cuenta con más de 100 militantes que participan activamente en los diferentes procesos internos, el grupo municipal apenas tiene presencia en la vida política local; y eso pese a contar con más recursos que el resto de partidos en la oposición. En concreto, disfrutan de una concejala ‘liberada’ con una asignación a jornada completa. Trinidad Díaz cobró, en su última nómina, algo más de 1.400 euros netos. Pero además, su portavoz, José Manuel Serrato, que si bien no está liberado, cobró en octubre una nómina de 550 euros por asistencia a un pleno –como el resto de sus compañeros–, al que por cierto no llevaron ninguna moción. Preguntado por este periódico, Serrato señaló que no presentan iniciativas para no «agotar» a los ciudadanos, y que su actividad va más allá de los plenos.

Asimismo, cuentan con una ‘auxiliar polivalente’, Nuria Guevara, que percibe unos 20.000 euros anuales por llevar la gestión de la comunicación. El próximo 30 de noviembre, el PSOE de Fuengirola elegirá a su próximo secretario o secretaria general, después de que Javier García León –candidato en las dos últimas elecciones– haya anunciado que abandona la política. No en vano, desde el principio de la legislatura rehusó ejercer las veces de portavoz.

A la espera de que se produzca algún anuncio en estos próximos días, de momento solo hay una candidata a liderar el PSOE local. La responsable de prensa, Nuria Guevara, aseguró en la presentación que es una decisión «madurada» que emprende con «mucha fuerza e ilusión». Eso es lo que necesita el PSOE en Fuengirola. Fuerza, ilusión, y un poco de trabajo e iniciativas para la segunda parte de la legislatura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos