La policía realizó más de 400 actuaciones en el conflictivo parque de Fuengirola en el último año

El parque fue limpiado ayer por el Ayuntamiento. /I. G.
El parque fue limpiado ayer por el Ayuntamiento. / I. G.

Un informe reconoce la «problemática», pero asegura que también hay que tener el cuenta el derecho a la libre circulación de personas

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Bastaba con echar un vistazo una tarde en el parque Bernabé Tierno para observar que las denuncias de inseguridad e insalubridad eran ciertas. Pero si eso no fuera poco, ahora un informe oficial elaborado por la Policía Local de Fuengirola confirma punto por punto lo que dichos vecinos reivindican y de lo que SUR se hizo eco en estas páginas ayer.

Según el documento, durante los últimos años se han mantenido por parte de la Policía Local numerosas reuniones con los representantes de las comunidades de propietarios y responsables de los establecimientos de la zona. Así, desde hace años se llevan a cabo actuaciones casi permanentes por parte de la Policía Local. Además, al Cuerpo le «consta» que las mismas también las realiza la Policía Nacional. Hasta el 17 de mayo de 2018 y desde el 1 de julio de 2017, la policía ha realizado un total de 418 actuaciones en el parque, de las que 275 han sido por consumo de alcohol en la vía pública; 72 por infracción de la ordenanza de limpieza; 57 por infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana: de ellas 44 se han producido por consumo o tenencia de drogas, 4 por tenencia de armas, 3 por otros motivos, 13 por infracción del ordenanza de tenencia de animales, y una por acampar en la vía pública.

En el informe explican que en el año 2016 las actuaciones fueron un total de 325. «También han sido muchísimas las identificaciones y controles estáticos a los que se viene sometiendo a las zonas afectadas. Asimismo, se han girado numerosas visitas junto a los servicios sociales municipales habiendo rechazado todos ellos, a excepción de casos muy puntuales, este tipo de ayuda», aseguran.

«Desde el punto de vista policial nada más puede hacerse sin entrar en la vulneración del derecho fundamental a la libre circulación y la libertad. Las conductas que algunas de estas personas protagonizan son de carácter meramente administrativo y conllevan la incoación de un procedimiento sancionador que difícilmente puede culminar con éxito al tratarse de personas sin domicilio fijo y en todos los casos insolventes económicamente», sostienen. «La policía no puede llevar a cabo otro tipo de medidas distintas a seguir vigilando el lugar y denunciar las conductas objeto de ello por infracción de alguna norma; sólo se puede retirar a un infractor del lugar cuando éste sea autor de una infracción penal por la que proceda la detención», sentencian.

De momento, los vecinos consiguieron ayer que el Ayuntamiento limpiara el parque, aunque siguen pidiendo soluciones.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos