La Policía Local desarticula una banda que asaltaba a turistas en Torremolinos

El hotel arrastra varias sentencias judiciales en contra por despidos improcedentes. :: a. g.

El hurto de un teléfono permite a los agentes localizar a cinco personas acusadas de sustraer tarjetas de memoria, móviles y carteras

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El robo de un teléfono móvil a una turista austriaca, menor de edad, permitió que la Policía Local de Torremolinos desarticulara una banda especializada en hurtos. El propietario de un estanco en el paseo marítimo de El Bajondillo avisó a la Policía el 20 de julio porque las cámaras de vigilancia de su establecimiento habían registrado un hurto con intimidación. Cuatro agentes revisaron las imágenes y comprobaron que una turista austriaca menor de edad, alojada junto a su familia en el Hotel Sol Príncipe, había sido acorralada por cinco personas para sustraerle su teléfono móvil. Las imágenes también mostraba, según el atestado al que ha tenido acceso este periódico, que los acusados «mostraban una actitud de vigilancia, mirando a todos los clientes y girando la cabeza en varias ocasiones para controlar la entrada y salida de personas al local».

Los agentes difundieron las características de los acusados al resto de unidades y dieron una batida por la zona. A trescientos metros del estanco, junto al chiringuito Los Corales, los policías localizaron a cuatro de las personas que aparecían en las imágenes, junto a otro individuo, «desplazándose apresuradamente». Los acusados, de nacionalidad española y colombiana, tenían en una bolsa de tela varios teléfonos móviles y tarjetas de memoria, así como una cartera de piel con dinero en efectivo. Los agentes comprobaron los códigos de identificación de los teléfonos y constataron en la base de datos que figuraban como sustraídos. Los acusados fueron puestos a disposición judicial a excepción de una de ellos, que previamente fue trasladada de forma preventiva a un centro de salud por su avanzado estado de gestación.

Fotos

Vídeos