Podemos y CSSP se enfrentarán en los tribunales el 12 de julio

El portavoz de CSSP en Mijas, Francisco Martínez. /I. G.
El portavoz de CSSP en Mijas, Francisco Martínez. / I. G.

Los portavoces del partido instrumental sostienen que en la elección de Teresa Rodríguez se vulneraron derechos fundamentales

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El juicio entre Costa del Sol Sí Puede y Podemos Andalucía a raíz de la elección de Teresa Rodríguez como secretaria general de la formación morada se celebrará el próximo 12 de julio. La polémica radica en que los portavoces de CSSP en Mijas y Fuengirola, Francisco Martínez y Pedro Pérez; así como el ya exsecretario general de Podemos en Benalmádena, Félix Gil, se querellaron contra la líder de Podemos por un presunto delito de vulneración de derechos fundamentales.

Según el relato de los demandantes, Rodríguez reunió en septiembre del año 2016 al Consejo Ciudadano de Andalucía y anunció, «sin previo aviso e incumpliendo de forma flagrante los estatutos de Podemos», la convocatoria de elecciones internas para la renovación del mismo. «Llevábamos ya unos meses organizados en un grupo que observaba con tristeza y mucha preocupación cómo una organización -Izquierda Anticapitalista- radical, de corte estalinista-leninista, comenzaba a parasitar al Podemos al que nosotros mismos encumbramos al Parlamento de Andalucía y desvirtuaba, día a día, el espíritu de cambio del 15M», sostuvieron los tres dirigentes el pasado mes de octubre. Tanto Martínez como Pérez consideraron que no pueden realizarse unas elecciones internas en una comunidad como la andaluza, la que más diputados aporta al Congreso, sin unas garantías mínimas. «Sin un Consejo de Garantías Democráticas, órgano que vele por el cumplimiento de los estatutos de Podemos, celebrar unas elecciones es como hacer lo propio en un juzgado pero sin juez», puso de ejemplo el portavoz en Fuengirola.

Este pasado lunes se celebró la audiencia previa, que finalmente acabó con la convocatoria para el verano. En ella se admitieron como pruebas las reclamaciones formuladas por Francisco Martínez ante la Comisión de Garantías de Andalucía (CGDA) en septiembre de 2016, antes de las elecciones, contra la celebración de esas elecciones internas debido a la falta de garantías en el proceso y a tenor de la doble militancia política de la candidata Teresa Rodríguez, «notoria dirigente de la organización política Anticapitalistas».

Martínez consideraba en su reclamación a la CGDA que los estatutos de Podemos, al prohibir la doble militancia a nivel de dirigentes en otras organizaciones políticas, hacía imposible su candidatura. «Su reclamación se contestó nada menos que cuatro meses después de celebrarse el proceso de primarias, en marzo de 2017, por el órgano interno (CGDA) electo en el proceso electoral que se impugnaba, lo que confirmaría la inexistencia de garantías y la inoperancia del órgano estatal que supuestamente habría sustituido a la CGDA», sostienen desde CSSP. Los reclamantes consideraban que las elecciones de noviembre de 2016 no solo carecían de garantías respecto a los candidatos, sino que, como consecuencia de la inoperancia de la CGDA, se quedaban sin resolver las numerosas reclamaciones formuladas por inscritos en Podemos contra «correligionarios anticapitalistas de Teresa Rodríguez, cuyas conductas quedaron así impunes», sentencian.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos