Podemos archiva el expediente abierto a los dos ediles de Costa del Sol Sí Puede

Los concejales Juan Ramón Hernández y Enrique García, durante un pleno. /
Los concejales Juan Ramón Hernández y Enrique García, durante un pleno.

La formación morada alega que los hechos denunciados no han sido probados y que carece de presupuesto para mantener la instrucción

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La Comisión Andaluza de Garantías Democráticas de Podemos ha archivado el expediente abierto el año pasado a los dos concejales en Benalmádena de Costa del Sol Sí Puede (CSSP), el partido instrumental con que la formación morada se presentó a las elecciones municipales en el litoral malagueño. Según les han comunicado por correo electrónico a los ediles Enrique García y Juan Ramón Hernández, la comisión no ha podido comprobar de manera fehaciente los hechos denunciados por dos antiguos miembros del extinto Consejo Ciudadano de Podemos en Benalmádena, que pusieron en conocimiento del partido los salarios recibidos por ambos concejales durante su etapa en la oposición (idénticos a los del equipo de gobierno), desde junio de 2015 hasta mayo de 2016, y la posterior entrada en la coalición presidida por el PSOE, de la que también forman parte Izquierda Unida, Alternativa por Benalmádena y los tres ediles provenientes de Ciudadanos.

García, portavoz de CSSP, asegura que «hay quienes pretenden conseguir con denuncias lo que no pudieron conseguir en las urnas» y recuerda que su compañero de bancada ya renunció a su dedicación exclusiva para fijarla como dedicación parcial al 90 por ciento y adecuarse así a las directrices salariales de Podemos, que exige a sus miembros no cobrar más del triple del sueldo mínimo interprofesional, cantidad a la que pueden sumar medio salario mínimo más por cada hijo. La comisión de garantías justifica el archivo del expediente «por la falta de presupuestos necesarios para seguir con la instrucción» y revela que los hechos denunciados no han sido debidamente probados. En conclusión, el expediente disciplinario queda archivado de forma temporal, condición que pasará a definitiva «si no conseguimos pruebas de peso para volver a abrirlo», debido «al agotamiento de nuestros medios de investigación» y a que la comisión «no ha constatado los hechos».

Desde CSSP también recuerdan que los denunciantes llevaron sus discrepancias a los juzgados argumentando que varios miembros del partido instrumental, entre ellos García, irrumpieron en una reunión «en actitud muy agresiva, gritando, amenazando e insultando y diciendo que no nos podíamos reunir como Podemos». La denuncia «fue finalmente archivada», según explica el portavoz de CSSP, pero «nos han hecho daño a muchos niveles y nos hemos sentido indefensos durante mucho tiempo». García acusa a los dos exmiembros del Consejo Ciudadano de «pagar su frustración por perder dos procesos de primarias, en Podemos y en CSSP, atacando a toda la estructura del partido a nivel local».

Posibles infracciones

Tras una denuncia interna, la Comisión de Garantías consideró que García y Hernández podrían haber incurrido en «infracciones muy graves», por lo que abrió expediente a ambos concejales el 14 de octubre. Los ediles enviaron sus alegaciones y ahora, seis meses después del inicio del procedimiento, el documento disciplinario ha sido archivado. Junto con los dos concejales también estaban expedientados el cargo de confianza que tienen en el Ayuntamiento y otras nueve personas. Los ediles alegaron que, en las negociaciones para la investidura, las líneas moradas puestas sobre la mesa por CSSP pasaban por la creación de un portal de transparencia y de una oficina antidesahucios, ambas cumplidas. El portavoz del partido instrumental de Podemos asegura que el PSOE ofreció que estas tareas fueran gestionadas de forma directa por los concejales, una posibilidad que se sometió a votación en el Círculo de Benalmádena «y fue aprobada». En cuanto al reparto de cargos de confianza, García sostiene que rechazaron tener dos asesores pero aceptaron que se contratara a una persona para la oficina antidesahucios.

Con la entrada de los dos concejales de CSSP y de los tres ediles expulsados de Ciudadanos, el alcalde socialista Víctor Navas logró formar en 2016 una coalición de gobierno con mayoría absoluta (15 representantes en una corporación de 25) que garantizaba «la estabilidad política» tras dos mociones de censura consecutivas del PP en las últimas legislaturas, una situación que sumió a los populares en una grave crisis interna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos