El pleno someterá el jueves a votación las cuentas de 2016 con meses de retraso

A. GÓMEZ.

::Benalmádena aprobará las cuentas municipales de 2016 en el pleno del próximo jueves. Así lo ha adelantado el alcalde, Víctor Navas (PSOE), que ha justificado el retraso «por la necesidad de aprobar los balances de ejercicios anteriores» que no habían cumplido este requisito formal. En la anterior legislatura no se presentaron las cuentas de 2012, 2013 y 2014, una situación que, según el primer edil, supuso «un escollo que tuvimos que salvar con urgencia para no perder la Partición de los Ingresos del Estado (PIE) que correspondía a Benalmádena».

El Ayuntamiento ha reducido su deuda financiera en 50 millones de euros durante esta legislatura. Al inicio de la legislatura, según explica Navas, las arcas municipales adeudaban a los bancos 122 millones de euros, cifra que en diciembre de 2017 ya había descendido hasta 72 millones. El Consistorio aprobó dos suplementos de crédito en octubre: uno de diez millones con cargo a la deuda financiera y otros diez millones para inversiones. En cuanto al periodo medio de pago a proveedores, que se situaba por encima de los 100 días en 2015, ha sido reducido hasta 16 días, la mitad del máximo permitido por ley.

Navas sostiene que estos datos han permitido cambiar una dinámica «muy negativa que impedían al Ayuntamiento realizar cualquier tipo de inversión al no existir capacidad financiera» y recuerda que las cifras actuales «posibilitan disponer de una capacidad de financiación de 27 millones de euros, lo que nos permite seguir disponiendo de suplementos de crédito».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos