Piden cuatro años para el autor del atropello múltiple en un parque infantil de Benalmádena

El atropello tuvo lugar en la avenida Estrella del Mar de Benalmádena. /
El atropello tuvo lugar en la avenida Estrella del Mar de Benalmádena.

El conductor, que triplicaba la tasa de alcohol y casi el límite de velocidad, arrolló a siete personas, una de las cuales perdió la vida

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Alona y su hija estaban en otro parque de Benalmádena, el de Arenal Golf, pero una amiga la convenció para ir al de la avenida Estrella del Mar porque había un quiosco con mesas donde tomar café. Al sentarse, pidió que le cambiaran el sitio para vigilar mejor a su pequeña mientras jugaba. Minutos después, un Peugeot 206 fuera de control se llevó por delante las mesas. Hubo siete víctimas, entre ellas un bebé de dos años, que sufrieron diversos traumatismos por el atropello. Pero Alona (35 años) se llevó la peor parte. Murió en el acto.

Según la Fiscalía, el conductor, un vecino de Churriana de 44 años que trabajaba en Benalmádena como jardinero, triplicó el máximo de alcohol permitido, arrojando una tasa de 0,78 miligramos por litro de aire espirado, y casi también el límite de velocidad: iba a 80 kilómetros por hora en un tramo de la vía limitada a 30.

El Ministerio Público lo acusa de ocho presuntos delitos: uno de homicidio por imprudencia grave, cinco de lesiones por imprudencia grave y dos más contra la seguridad vial por conducción temeraria y por circular bajo la influencia de bebidas alcohólicas. La Fiscalía aplica la regla del concurso ideal de delitos –todos se cometieron en un mismo acto o uno es necesario para cometer el otro–, por lo que la pena aplicable corresponde a la infracción más grave –el homicidio imprudente– en su mitad superior. Por ello, solicita que el acusado sea condenado a cuatro años de prisión, así como a seis años de privación del derecho a conducir vehículos a motor, además de la pérdida de vigencia del carné.

Recogida de firmas por Alona

Salvador y Alona se conocieron cuando ella trabajaba como camarera en Puerto Marina. Desde entonces, no se separaron. Todo cambió once años después, el 17 de octubre de 2016, cuando un conductor la atropelló y la mató mientras se encontraba en un parque infantil de Benalmádena vigilando a su pequeña. Ahora Salvador recoge firmas a través de la plataforma Change.org para que el Ayuntamiento de la localidad coloque una placa en el parque en la que se recuerde a Alona. Necesita 3.500 firmas.

Los hechos por los que se le investiga sucedieron sobre las 19:30 horas del día 17 de octubre de 2016 en la avenida Estrella del Mar de Benalmádena. Según el escrito de acusación del fiscal, al que ha tenido acceso SUR, el conductor, que iba acompañado por un amigo, había ingerido previamente bebidas alcohólicas, «lo que afectó a sus facultades psicofísicas para la conducción y el control del vehículo». Además, «favorecido por el estado de desinhibición en el que se encontraba», circulaba con «inobservancia de la diligencia más indispensable y cautela más elemental exigibles», sin respetar varias señales de ceda el paso y pasos de peatones que halló en su trayecto.

El fiscal describe el recorrido en su escrito, apoyado en la reconstrucción que realizó la Policía Local de Benalmádena. Antes del atropello múltiple, obligó a un viandante «a correr hacia la acera para evitar que lo arrollara cuando estaba atravesando un paso de peatones, que fue rebasado a toda velocidad por el acusado».

Después, al girar en una glorieta, invadió –siempre según el escrito acusatorio– el carril del sentido contrario por el que circulaba en ese momento otro coche que tuvo que frenar para evitar la colisión. «Al mismo tiempo, el acusado giró bruscamente el volante hacia la derecha para impedir el impacto frontal y derrapando, sin frenar, perdió el control del automóvil invadiendo el acerado y la zona ajardinada donde se encontraba la terraza del quiosco de Nueva Torrequebrada, junto a un parque Infantil», relata el representante del Ministerio Público.

En la terraza, arrolló en primer lugar una mesa en la que estaban sentados tres clientes, un hombre y dos mujeres, saliendo estas últimas proyectadas contra la valla del parque infantil. Tras ello, el vehículo siguió su trayectoria en línea recta hasta colisionar contra una segunda mesa en torno a la que estaban sentadas tres mujeres, una de las cuales tenía en brazos un bebé de dos años. Otra de ellas era Alona, la única víctima mortal, que vigilaba desde allí a su hija, de cinco. Los heridos en el accidente, un hombre, cuatro mujeres y un niño, sufrieron diversas lesiones, desde contusiones hasta fracturas o esguinces, que en el peor de los casos precisaron hasta 130 días para su curación.

El fiscal señala como «responsable civil directa» a la compañía aseguradora y pide que el marido de Alona sea indemnizado con la suma de 113.051 euros; la hija de la pareja, con 149.028 euros; los padres de la mujer, con 81.217 euros; y el hermano, con 19.150 euros. También solicita indemnizaciones para cada uno de los heridos según las lesiones que sufrieron y los días de curación, llegando hasta los 8.714,10 euros.

El abogado Damián Vázquez, que pertenece a la Asociación El Defensor del Accidentado, y que ejerce la acusación particular en representación de varios perjudicados, anuncia que serán «contundentes» a la hora de «exigir responsabilidades al autor de dicho atropello colectivo por el nulo respeto a la vida de los demás».

Fotos

Vídeos