Cae una organización en Fuengirola que se hacía pasar por el Banco Vaticano para estafar

Las pesquisas, por las que han sido arrestadas cuatro personas, apuntan a que usaban vehículos de lujo rotulados con el escudo vaticano

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado en Fuengirola una organización que suplantaba al Instituto de Obras para la Religión, más conocido como Banco Vaticano, para conseguir fondos. Según han informado las fuentes consultadas, en la operación, que ha sido bautizada como 'Truffa', han sido detenidas cuatro personas acusadas de numerosas estafas, intrusismo, blanqueo de capitales y asociación ilícita.

Las pesquisas comenzaron a raíz de un comunicado de la Gendarmería Vaticana, en el que se ponía en conocimiento de las autoridades que había personas que estaban usurpando su imagen, aunque no sabían con qué objetivo.

Las fuentes han explicado que estos individuos usaban coches de lujo rotulados con el escudo vaticano y unas oficinas en Fuengirola a través de las que mantenían actividad mercantil con multitud de empresas de todo el mundo para conseguir firmar acuerdos de relaciones comerciales y asesoramiento sin un cometido exacto. Al parecer, firmaron cientos de contratos que les reportaron numerosos beneficios suplantando a la entidad vaticana, que carece de sede fuera de la Ciudad del Vaticano.

Supuestamente, el principal investigado se hacía pasar por embajador y presidente vitalicio de una fundación del Vaticano. De hecho, la organización hasta habría creado una página web falsa en la que podía leerse este cargo.

El considerado como cabecilla de la organización, además de hacerse pasar por diplomático del Vaticano, presuntamente también poseía documentos falsificados que le acreditaban como embajador de la República de Cuba. Las pesquisas policiales apuntan a que disponía de una amplia red de empresas con las que operaba para lograr sus objetivos y que llevaba una vida de lujo para convencer a las víctimas de su autoridad y sus relaciones con los mencionados organismos oficiales.

Pese a los arrestos, la operación policial sigue abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones. Por el momento, los agentes han localizado numerosa documentación y se han incautado de una embarcación, dinero en efectivo, coches y relojes de lujo, lingotes de plata y hasta un arma de fogueo.

Mientras tanto siguen las investigaciones para determinar la cantidad exacta de víctimas existentes en multitud de países de todo el mundo, así como para comprobar el total del importe conseguido gracias a la estafa descubierta por la Policía Nacional, siempre según han apuntado las mismas fuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos