La oposición permitirá pagar 793.000 euros en facturas pendientes

PSOE, IU, FUCI y TU piden al alcalde que se comprometa a realizar retenciones de crédito para que esta situación no vuelva a repetirse

E

cabezas. Los más de medio centenar de proveedores que tienen facturas pendientes con el Ayuntamiento de Torrox desde el pasado año, valoradas en 793.000 euros, pueden empezar a respirar más tranquilos, ya que este próximo lunes tendrá lugar un pleno extraordinario en el que los grupos de la oposición, de PSOE, IU, FUCI y TU, permitirán la aprobación de los reconocimientos extrajudiciales de crédito, con lo que el equipo de gobierno del PP en minoría, que únicamente tiene 6 de los 17 ediles de la corporación, podrá proceder al pago de estas deudas con proveedores.

La sesión se convoca después de que los grupos de la oposición hayan rechazado en hasta seis ocasiones estos pagos desde comienzos de este año, argumentando de manera reiterada que el gobierno del PP estaba realizando una gestión «desastrosa» de las finanzas municipales, ya que el Consistorio está funcionando con los presupuestos prorrogados de 2015.

Las cuatro formaciones, que suman 11 concejales, han pedido por escrito al gobierno del PP que «asuma su responsabilidad, comprometiéndose a no sobrepasar la disponibilidad de crédito en cada partida presupuestaria y a llevar el presupuesto de gastos de cada actividad a las comisiones informativas». Los grupos han exigido este pleno «en el que se evidencien los errores cometidos por el PP, se asuman responsabilidades y haya un compromiso público de no gastar por encima de lo posible».

El portavoz del PSOE, Juanma Cortés, declaró que esta decisión «no es un cheque en blanco para que el PP siga arruinando nuestro Ayuntamiento». «Hubiéramos querido que las exigencias al PP para aprobar las facturas hubieran sido mayores. Pretendíamos que se suprimieran gastos innecesarios de las cuentas en proporción a los excesos del pasado año para evitar que el problema que se ha dado en estos meses se vuelva a repetir ante la incapacidad del PP para elaborar y aprobar un presupuesto», dijo.

Por su parte, el alcalde, Óscar Medina (PP), agradeció el cambio de postura de los grupos de la oposición, y avanzó que «puede sentar las bases» para aprobar un presupuesto. «Hemos evitado tener que llevar las facturas al Consejo Consultivo, lo que podría provocar que los proveedores tardaron otro año más en cobrar, además de tener que descontarles el beneficio industrial», declaró. Al pleno el PP llevará una subida de las subvenciones deportivas, que pasarán de 22.000 a 72.000 euros anuales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos