Renfe aprueba la licitación de las obras para reformar la estación de La Nogalera

La estación carece de ascensor y su escalera mecánica funciona únicamente en un sentido. /A. G.
La estación carece de ascensor y su escalera mecánica funciona únicamente en un sentido. / A. G.

La empresa estatal da luz verde a una inversión de 7,5 millones de euros para la remodelación de esta instalación, que incumple la ley de accesibilidad

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La remodelación de la estación de Cercanías de la plaza de La Nogalera, en Torremolinos, parece más cerca de ejecutarse que nunca. Renfe anunció ayer que su consejo de administración ha aprobado la licitación de las obras para la reforma integral de esta instalación, que en la actualidad incumple la ley de accesibilidad universal. El proyecto, estancado durante años pese a los reiterados compromisos del Ministerio de Fomento, saldrá a concurso público por un importe superior a los 7,5 millones de euros, una de las inversiones más importantes realizadas en Torremolinos en los últimos años. Los trabajos, que se prolongarán durante 18 meses, consistirán en la instalación de ascensores, la ampliación de los andenes y la creación de un itinerario accesible que comunique el nivel de la calle con el vestíbulo, el paso inferior y la zona de andenes.

Renfe también instalará baldosas podotáctiles, que permitirán la orientación de las personas ciegas o con problemas de visión, y señales luminosas en esta estación perteneciente a la línea de Cercanías que une Málaga y Fuengirola. Las instalaciones actuales serán renovadas por completo, especialmente las eléctricas, y se mejorará la distribución interior del vestíbulo. Estos son, hasta ahora, los únicos detalles del proyecto que han trascendido. Las obras solucionarán el histórico problema de accesibilidad que arrastra la estación, una de las más utilizadas de la provincia, con una media superior a los 6.000 pasajeros al día. La estación carece de ascensor y la escalera mecánica, a menudo fuera de funcionamiento, está operativa únicamente en sentido ascendente, una situación con frecuencia insalvable para discapacitados, personas mayores, usuarios con carritos de bebé o turistas cargados de maletas.

El anuncio de Renfe provocó ayer las críticas del Ayuntamiento, donde aseguran desconocer el proyecto. La primera teniente de alcalde y concejala de Urbanismo, Maribel Tocón, acusa al Ministerio de Fomento de «deslealtad institucional» y afirma que el inicio de las obras está supeditado a que el Consistorio emita un informe favorable: «En caso de que los trabajos comenzaran sin luz verde de los técnicos municipales se estaría incumpliendo la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía». La diputada nacional del PP Carolina España sostiene que el Ayuntamiento “conoce perfectamente el proyecto desde hace meses, porque Renfe ha trabajado con ellos, como no podía ser de otra manera» y reclama «que no se politice» la actuación aprobada por la empresa estatal: «Lo importante es que hay una inversión de 7,5 millones de euros y todos debemos remar en la misma dirección. Si el PSOE gobernara en España, ¿el Ayuntamiento también pondría pegas?».

Síntesis constructiva

Desde el Consistorio inciden en que Fomento aún no ha enviado el proyecto definitivo, sino una síntesis constructiva remitida en enero, «pese a necesitar los permisos municipales preceptivos» para poner en marcha las obras. «No entiendo por qué no han enviado el proyecto si, como dicen, está terminado. El Ayuntamiento y la ciudadanía tienen derecho legal y moral a conocer qué obras van a realizarse en el municipio», explica Tocón. En el PP aseguran que el expediente que obra en el Consistorio «finaliza con un requerimiento que Fomento realizó en julio, sin que conste respuesta» por parte del Gobierno local.

La remodelación de la estación ha servido durante años como arma arrojadiza entre el PP y el PSOE en función de qué partido gobernara. Una plataforma formada por más de una treintena de colectivos, entre asociaciones, sindicatos y partidos políticos, había convocado «una gran concentración de protesta» el próximo 10 de marzo a las 12 horas en la plaza de La Nogalera ante «los engaños de ministros, subdelegados, diputados e incluso concejales» y para exigir el inicio «inmediato» de las obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos