Mula acusa a la oposición de querer una nueva comisión para poder cobrarla

El pleno ordinario de noviembre en Fuengirola tuvo varios puntos polémicos. :: i. g./
El pleno ordinario de noviembre en Fuengirola tuvo varios puntos polémicos. :: i. g.

La alcaldesa rechaza con este argumento la propuesta de C's de crear una comisión de seguimiento de mociones aprobadas

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Pleno tenso el vivido ayer en Fuengirola a raíz de varios asuntos que provocaron la disputa entre la alcaldesa, Ana Mula, y su equipo de gobierno, con el resto de la oposición. Uno de estos conflictos llegó justo antes de votar una propuesta que presentó el portavoz de Ciudadanos, Javier Toro, en la que se solicitaba la creación de una comisión que fiscalizara si las mociones aprobadas se estaban cumpliendo. Finalmente, el texto no salió adelante con los votos en contra del PP, y bajo el argumento de que era una estratagema de la oposición para cobrar más dinero a final de mes por asistir a una comisión más.

En concreto, la moción planteaba que esta comisión permanente de seguimiento fuera la encargada de establecer un control sobre «todos los acuerdos», incidiendo en su estado, fecha de cumplimiento y el tiempo de ejecución «para poder ofrecerles a los ciudadanos una transparencia real sobre éstos», tal como argumentó el portavoz del partido naranja.

Después de que el resto de grupos menos el PP argumentara su posición a favor hasta en dos intervenciones, tomó la palabra la alcaldesa, Ana Mula, para mostrar su posición contraria. La regidora, eso sí, usó un argumento que indignó a la bancada contraria: «Sin duda la creación de una nueva comisión puede beneficiar a los ciudadanos, pero especialmente va a beneficiar a los miembros de la oposición que no tengan media dedicación o dedicación completa; va a beneficiar a los miembros que cobran por asistencia a pleno y a comisiones. Por tanto, lo que se persigue con una nueva comisión es simplemente generar un nuevo derecho de cobro de algún miembro de la oposición; esa es la realidad», sostuvo.

Ante esto, Toro le respondió que era una «deslealtad» afirmar que la propuesta perseguía ese objetivo, «sobre todo cuando usted -en referencia a Mula- cobra más que el alcalde de Málaga». Además, el portavoz de C's se comprometió, en caso de aprobar la moción, a no cobrar o donarlo a alguna organización. Pese a la negativa del PP, finalmente Mula sí se comprometió a hacer seguimiento de las mociones pero en el marco de otras comisiones.

Cuenta general

Por otro lado, la edil de Hacienda, María Hernández, presentó ayer en el pleno la aprobación de la Cuenta General de 2016. La edil señaló que el Ayuntamiento mantiene una «buena situación económica», ya que a finales de año terminará con una deuda de 9,2 millones de euros, aproximadamente, tras la cancelación de un préstamo de 474.295 euros y otros valorados en 6,5 millones. Esto supondrá que desde comienzos de legislatura la deuda vivirá una bajada de en torno a 33 millones de euros.

Además, aprovechó para recordar que el Consistorio paga a sus proveedores en torno a 11 días, lo que supone 19 menos que lo establecido legalmente. Asimismo, en cuanto a las obligaciones pendientes de cobro, la concejala adelantó que la mayoría serán cobradas, mientras que otros se encuentran en proceso de embargo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos