Modificadas las tarifas de agua potable y alcantarillado para aplicar el IPC en Benalmádena

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Ayuntamiento de Benalmádena anunció ayer una modificación de las tarifas de agua potable y alcantarillado para el ejercicio 2018. «Hemos tenido que aplicar la subida del IPC a la que nos obliga el pliego de adjudicación del servicio», explicó el consejero delegado de Emabesa, Joaquín Villazón.

Dicha subida del IPC no se aplicaba desde 2013 por no haber superado apenas el 0% o por ser negativa. En cambio, este año el incremento se ha situado en el 1,5%. «En la subida que obligatoriamente tenemos que aplicar a la tarifa de agua potable conforme a lo recogido en el pliego hemos incorporado también el IPC negativo del año anterior para paliar el incremento», matizó Villazón.

Además, y según fuentes del equipo de gobierno, en la modificación de la tasa el equipo de gobierno también ha introducido una serie de cambios destinados a «favorecer el ahorro a la ciudadanía y a los establecimientos turísticos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos