Una glorieta pondrá fin a los atascos en el acceso a Arroyo de la Miel

El ministro de Fomento ha colocado la primera piedra de las obras, que tendrán un coste de diez millones de euros y se prolongarán durante un plazo aproximado de dos años

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Cada día, en hora punta, las retenciones originadas en el acceso a Arroyo de la Miel desde la AP-7 obligan a cientos de conductores a invadir el arcén mientras a su izquierda el resto de vehículos circulan a velocidades propias de una autovía sin posibilidad de guardar la distancia mínima obligada por ley, una situación que dispara el riesgo de accidentes y a la que se pondrá fin con la construcción de una glorieta de grandes dimensiones, similar a la de Plaza Mayor, y de un acceso independiente con dos carriles. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha colocado hoy la primera piedra de las obras, que tendrán un presupuesto superior a los diez millones de euros y se prolongarán durante un plazo aproximado de dos años. Desde el Gobierno central han aclarado que el período de 52 meses contemplado en el proyecto hace referencia a su financiación, que será recogida de forma plurianual en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El acto ha tenido lugar en la estación de servicio situada en el kilómetro 223, en el término municipal de Torremolinos, donde comenzarán los trabajos previos este verano con el objetivo de que las máquinas empiecen a funcionar en octubre, tras la temporada alta. El proyecto recoge siete estructuras (dos pasos inferiores, la ampliación de un paso inferior ya existente y cuatro muros) y abarca 2,3 kilómetros de ambos municipios, aunque tiene como finalidad resolver los problemas de tráfico originados cada día en el principal acceso a Benalmádena. El temido kilómetro 222 causa incidentes de forma habitual y se ha convertido en uno de los peores puntos negros de la provincia. De la Serna ha admitido que la solución se ha prolongado durante «mucho tiempo, quizá demasiado», en referencia a los reiterados retrasos sobre el calendario anunciado.

El proyecto recoge siete estructuras (dos pasos inferiores, la ampliación de un paso inferior ya existente y cuatro muros) y abarca 2,3 kilómetros de ambos municipios

Tras la firma del contrato el mes pasado con la empresa Ferrovial, adjudicataria de las obras, el proyecto veía por fin la luz tras un largo túnel de promesas electorales, disputas políticas y reclamaciones vecinales. El ministro ha asegurado que la remodelación de este acceso supondrá una mejora en la calidad de vida de residentes y turistas y ha revelado que fue el primer proyecto que los representantes provinciales le pusieron encima de la mesa tras su nombramiento.

A la colocación de la primera piedra han acudido el delegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones; las diputadas nacionales Celia Villalobos y Carolina España; el presidente de la Diputación, Elías Bendodo; la presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Margarita del Cid, y los primeros tenientes de alcalde de Benalmádena y Torremolinos, Javier Marín y Maribel Tocón, respectivamente, además de un nutrido grupo de concejales y empresarios, una amplia representación que ha contrastado con la comentada ausencia de los alcaldes de ambos municipios, Víctor Navas y José Ortiz.

Una decena de personas se ha manifestado en silencio, con una pancarta, para reclamar celeridad en la actuación y una solución definitiva al problema. Tras el acto oficial, De la Serna ha accedido a hablar con estos vecinos, a quienes antes ha pedido que dejasen la pancarta en el suelo. En tono distendido, el ministro ha solicitado paciencia y los manifestantes han trasladado su malestar por la tardanza en el comienzo de las obras y sus dudas sobre los plazos previstos y la idoneidad del proyecto para resolver el nudo existente.

Los técnicos han explicado que los trabajos modificarán la tipología del enlace actual sin cambiar su funcionalidad, de modo que sean posibles todos los movimientos entre Benalmádena y la AP-7, mediante la construcción de la mencionada glorieta y de carriles de trenzado en el tronco de la autopista, entre el acceso en el punto 222 y las áreas de servicio ubicadas en el kilómetro 223.

Fotos

Vídeos