Seis mil personas escenifican la defensa de la unidad de España en Fuengirola

Después del Ayuntamiento, los asistentes se concentraron frente a la comisaría de Policía Nacional. / F. Torres

La alcaldesa, Ana Mula, convocó a los vecinos mediante un bando municipal para defender a los agentes desplazados de la Policía Nacional y de la Guardia Civil

FERNANDO TORRES

Nunca había sido tan fácil llegar al Ayuntamiento de Fuengirola. Únicamente había que seguir los numerosos grupos de personas que caminaban en la misma dirección ataviados con los colores de la bandera nacional. El municipio se convirtió ayer al mediodía en el punto de encuentro de aquellos que querían alzar su voz frente al desafío soberanista de Cataluña. Miles de personas –6.000 según fuentes municipales– se concentraron frente a la Casa Consistorial de la localidad para mostrarse a favor de la unidad del país y arropar con su apoyo a la Policía Nacional y a la Guardia Civil.

En torno a las doce y media, familias completas y gentes de todas las edades se congregaron respondiendo así a la llamada de la alcaldesa del municipio, la popular Ana Mula, que mediante un bando oficial convocó a sus vecinos para manifestar el sentimiento patrio del que goza Fuengirola.

La movilización transcurrió sin incidentes. Los manifestantes bailaron al ritmo de Manolo Escobar en lo que se convirtió en una fiesta nacional, antes incluso de que la regidora saliera a escena. Mula agradeció a los asistentes su presencia, y se mostró «orgullosa de los fuengiroleños» y de «todos los españoles» que ayer acudieron a la concentración. Dedicó unas palabras para condenar los actos «fuera de la ley y del Estado de Derecho» perpetrados por la Generalitat, al igual que señaló con rabia las muestras de odio hacia los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil como algo intolerable. De hecho, tras poner por megafonía el Himno Nacional, la comitiva municipal –la alcaldesa estuvo acompañada por varios concejales– lideró una marcha ruidosa hasta la comisaría de Policía Nacional, donde permanecieron un largo rato entre vivas a España, a los agentes que observaban desde la puerta del edificio y al Rey. Antes de abandonar la puerta del Ayuntamiento, la regidora quiso mostrarse especialmente comprometida con aquellos agentes de Fuengirola que están desplazados en Cataluña.

En Málaga se concentraron de forma espontánea casi 200 personas gracias a un mensaje de WhatsApp

El municipio fue el referente de las movilizaciones en Málaga junto con la que se celebró el sábado en Antequera, que reunió a unas 4.000 personas. No obstante, en Fuengirola se dieron cita manifestantes de diferentes puntos de la provincia e incluso de otras comunidades.

A lo largo de toda la mañana se entonaron consignas de todo tipo, la mayoría de ellas en referencia a la unidad del país. También hubo conatos en contra de los dirigentes políticos que han desafiado al Estado: «¡Puigdemont, dimisión!» y «¡Puigdemont, a prisión!», sonaron varias veces. «¡Cataluña es España!» fue de los más vitoreados, así como el ya popular «¡no estáis solos!», en referencia a los cuerpos de seguridad. La mañana en Fuengirola fue un encuentro ferviente por la unidad del país, que coincidió además con el inicio de la feria del municipio en honor a la virgen del Rosario, por lo que entre banderas y pulseras, había más de uno y de dos trajes de flamenca.

Casi 200 personas se concentraron en Málaga / Álvaro Cabrera

En Málaga capital también hubo una concentración en favor de la unidad de España, aunque con una representación más modesta. En este caso, casi 200 personas se reunieron frente al Ayuntamiento en respuesta a la convocatoria que se hizo a nivel nacional mediante un mensaje enviado por WhatsApp. En este caso no contaron con la difusión de ningún bando municipal ni llamamiento político. Los que acudieron lo hicieron sin conocer al convocante. Una vez en la Casona del Parque se desplazaron a la Plaza de la Constitución, donde mostraron de nuevo su apoyo a la Policía Nacional, a la Guardia Civil y a la unidad de España, Cataluña incluida.

Fotos

Vídeos