Mijas reducirá el tamaño del parque empresarial para que se ajuste a ley

El alcalde, Juan Carlos Maldonado, se ha reunido con los responsables en varias ocasiones. :: i. g./
El alcalde, Juan Carlos Maldonado, se ha reunido con los responsables en varias ocasiones. :: i. g.

El Ayuntamiento prevé tener un nuevo proyecto que cuente con la aprobación de la Junta de Andalucía antes de que acabe el año

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Ayuntamiento de Mijas reducirá buena parte del terreno que tenían previsto para la construcción del futuro parque empresarial, después de que hace unos meses la Junta de Andalucía tumbara el proyecto al no ajustarse a ley. Este nuevo proyecto podría estar listo antes de final de año, aunque fuentes municipales prefieren no dar una fecha en concreto.

El pasado mes de febrero, y a través de un informe de Medio Ambiente, esta infraestructura comercial quedaba temporalmente paralizada debido a que los terrenos escogidos no eran factibles para su urbanización a causa de varios motivos diferentes y a priori insalvables. Ya entonces, desde el Ayuntamiento de Mijas aseguraron que estaban planteando modificarlo para poder atender a la legalidad.

Este proyecto, previsto en la finca Las Cuatro Suertes de La Atalaya (a nueve kilómetros del casco urbano y conectada a la carretera A-7053), renació en la primavera de 2016 tras 13 años de bloqueo institucional. Declarado de Interés Social el 29 de noviembre de 2002 (fue ratificado el 1 de octubre de 2011) y adquiridos los terrenos por 232 empresarios en 2003, este parque ha estado prácticamente paralizado a raíz de esta última fecha y, sobre todo, desde que la Junta de Andalucía aprobó el Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol (POT) en julio de 2006.

La sentencia del Tribunal Supremo del pasado noviembre de 2015, que anulaba de pleno derecho el POT, devolvió entonces la ilusión a 223 empresarios (cuenta con nueve menos, pero hay casi 200 empresas en lista de espera) que, ahora sí, contaban con el apoyo de todos los partidos políticos. Ya fue eliminada la calificación de 'Protección de Interés Territorial' de los terrenos del parque, lo que llevó a restituir la calificación a urbanizable en función del Plan General de Ordenación Urbana actual.

Entonces, se anunciaron una serie de preceptivas modificaciones al PGOU para allanar el camino a los responsables del enclave. De esta manera, trasladaron a la concejalía de Urbanismo la modificación de elementos como el Estudio de Tráfico y la Memoria de Sostenibilidad Económica, solicitados por el Ayuntamiento.

El parque inicialmente iba a contar con 1.560.000 metros cuadrados, de los que 937.771 serían urbanizables, y tendría el fin de dar empleo a 4.500 personas (500 de ellas durante la construcción), por lo que esperaba convertirse en uno de los grandes motores del impulso económico de la Costa del Sol. El problema, precisamente, es que la Junta ha decidido rechazar esta modificación del PGOU debido, entre otras cuestiones, a que buena parte de este suelo se quemó en los incendios de 2010 y 2012, por lo que la ley impide la recalificación del mismo en al menos 30 años.

Según fuentes consultadas, la solución pasa por eliminar del proyecto estos terrenos quemados, lo que a la postre vendría a significar que se perderá «prácticamente la mitad». Aún así, está previsto que antes de 2019 se conozca el total de metros del parque.

Temas

Mijas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos