Mijas incluye ya en sus presupuestos el traslado de Recaudación al Patronato

Tanto los presupuestos como el traslado de Recaudación deberán ser aprobados en pleno./Iván Gelibter
Tanto los presupuestos como el traslado de Recaudación deberán ser aprobados en pleno. / Iván Gelibter

El equipo de gobierno descarta la contratación de más personal «porque la ley no lo permite»

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La decisión sobre el futuro del área de Recaudación del Ayuntamiento de Mijas aún no está tomada de manera oficial, pero una vez analizados los informes y la situación del Consistorio (que tal como adelantó ayer SUR deja de cobrar unos cuatro millones cada año), los responsables municipales admiten que es necesario revertir la situación. De esta manera, los presupuestos que plantearán a la oposición en estos días -incluso hoy mismo- ya incluyen el coste del traslado de la Recaudación al Patronato provincial.

Aunque se trate de un proyecto, estas cuentas públicas que intentarán aprobar la semana próxima cifran en torno a 3,8 millones el gasto anual del traslado, una cantidad inferior a lo que deja de cobrar cada año el Consistorio, lo que para el equipo de gobierno ya justifica su cambio. Además, fuentes consultadas recalcan que la otra solución al problema, la contratación de al menos cuarenta personas -tal como exigía el informe del tesorero hecho público ayer por este periódico-, no es viable «porque no lo permite la ley».

Asimismo, otras fuentes consultadas deslizan que es una forma de «poner orden» en la gestión las áreas de Tesorería o Recaudación, en las que algunos de sus responsables, como el caso del propio tesorero, suman ya hasta dos investigaciones judiciales ('caso Subastas' y 'caso Sobresueldos').

Cuando el Gobierno (Ciudadanos y PSOE) tome la decisión definitiva, serán los otros partidos los que tendrán que valorar los dos grandes asuntos de las próximas semanas: por un lado, los presupuestos; y por el otro, el citado traslado de la gestión de la recaudación al Patronato de Recaudación Provincial. Un pleno extraordinario abordará entonces las dos cuestiones, que van relacionadas. Es decir, si las cuentas públicas no se aprueban, el hipotético traslado no se podría, a priori, realizar.

El Partido Popular -principal partido de la oposición- es quien parece tener la papeleta más compleja. En principio no se contempla que la formación que preside Ángel Nozal vaya a dar el 'ok' a los presupuestos, pero sí llamaría la atención que voten negativamente al cambio de la gestión de tributos a la Diputación. Los responsables del Ayuntamiento de Mijas llevan meses negociando con la entidad supramunicipal, gobernada también por el PP (por cierto, con un pacto con C's), y habría un acuerdo claro que interesa a ambas partes.

En términos oficiales, el PP de Mijas señala que primero quieren conocer la propuesta antes de dar su opinión. Pese a ello, sus líderes en términos particulares han expresado su negativa, y el propio portavoz, Mario Bravo, envió una carta a los trabajadores asegurando que no lo aprobarían. Las presiones internas a nivel provincial, eso sí, podría hacer cambiar su postura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos