Mijas desaloja a los okupas que vivían en uno de los edificios de la calle Clavel

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Los vecinos de la zona lo calificaban de una «pesadilla» que finalmente ha llegado a buen término. El Ayuntamiento de Mijas ha desalojado esta semana a los okupas que se hallaban en uno de los edificios de la calle Clavel en Las Lagunas y que estaban causando «inseguridad» en la zona. Además, se han tapiado puertas y ventanas.

Tal como informó el Consistorio en un comunicado oficial, miembros de Servicios Sociales y de Policía Local, acompañados por el alcalde, Juan Carlos Maldonado; y la edil de Servicios Sociales e Igualdad, María del Carmen Carmona, accedieron al bloque para pedir a los moradores que abandonen el lugar voluntariamente.

«Al final hemos podido salvar esta situación después de dos años y medio lidiando con el problema. La legislación vigente da pocas posibilidades de intervenir en el ámbito de los consistorios y la normativa superior es muy laxa», explicó el regidor.

De esta manera, los okupas han abandonado finalmente las viviendas y se han tapiado puertas y ventanas. «La situación que vivían aquí los vecinos era ya insostenible. No es solo el problema de menudeo que se daba en el edificio, sino también el referente a la salubridad del entorno», añadió Juan Carlos Maldonado.

En este sentido, el Consistorio ha tenido que afrontar dos actuaciones importantes. Una de ellas venía dada por los daños estructurales que afectaban a la construcción por las filtraciones de agua en la estructura y la otra por la aparición de fuertes olores e insectos provocados por la suciedad. «Con estos dos argumentos, finalmente se ha podido convencer a los moradores del abandono voluntario del edificio», informaron desde el Consistorio.

«Inseguridad»

Desde hace tiempo, los okupas han estado creando una «atmósfera de inseguridad» en esta zona de Las Lagunas y la Policía Local ha tenido que mantener presencia continua en los últimos meses, consideran desde el Ayuntamiento. Con esta actuación, se pone fin a una circunstancia «complicada» que vivía el municipio y que se repite por segunda vez, ya que a finales de 2015 se vivió una situación similar en el Edificio Solaris «quedando finalmente solventado con el desalojo de los moradores», sentenció el primer edil del municipio.

Temas

Mijas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos