Mijas aumenta sus presupuestos pese a la importante rebaja de impuestos

El presupuesto contempla la licitación del la gestión del deporte y de la basura. /Iván Gelibter
El presupuesto contempla la licitación del la gestión del deporte y de la basura. / Iván Gelibter

El equipo de gobiernode Ciudadanos y PSOE encarrila la negociación de unas cuentas públicas que superarán elmillón de euros

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Mijas tendrá por fin presupuestos para 2018. El equipo de gobierno, formado por Ciudadanos y PSOE, ya tiene encarriladas las negociaciones de unas cuentas públicas que aumentarán con respecto a 2017 pese a la importante bajada de impuestos prevista para este ejercicio. De esta manera, se prevé que en las próximas dos semanas se celebre el pleno monográfico que aborde esta cuestión, aunque de momento se desconocen cuáles son los apoyos (o las abstenciones) con las que cuentan para poder sacarlos adelante.

Más IBI y licencias de obra, claves para aumentarlos ingresos

La bajada de impuestos adelantada por SUR el pasado mes de agosto supondrá una merma en los ingresos del Ayuntamiento de unos 5 millones de euros este año. Sin embargo, el proyecto de presupuestos prevé aumentar los ingresos gracias al aumento de viviendas que pagan IBI, pero también con el aumento exponencial de las licencias de obra.

La localidad disfrutó en 2017 de un aumento del 40 por ciento en relación al año pasado en lo referente a esta segunda cuestión, que ya fue un buen ejercicio. Tras cerrar 2016 con 120 millones, a principios de octubre –último balance público– ya se habían superado los 150, en una localidad que tiene aún mucho suelo. «Por segundo año consecutivo hemos aumentado la inversión en cuanto a licencias de obras. Si ya el año pasado conseguimos duplicar los resultados del 2015, este año vamos en camino de volver a hacerlo. Si el ritmo de licencias sigue igual, a finales de año tendremos una gran cifra», aseguró entonces el edil de Urbanismo de la localidad costasoleña, Andrés Ruiz.

Estos datos han servido para que el equipo de gobierno resalte que Mijas se encuentra en un momento que genera una «gran confianza», no solo en los inversores, sino con las pequeñas y medianas empresas que son las principales encargadas de reducir el desempleo en el municipio. «Nos hemos puesto una gran meta para que los desempleados en Mijas sean cada vez menos y, sobre todo, hacer de nuestro municipio una localización atractiva de cara a los inversores para que sea un plus para nuestra ciudad», afirma Andrés Ruiz. Entre las inversiones más destacables está la de las empresas Taylor Wimpey España y La Cala Resort en la promoción Horizon Golf en La Cala de Mijas, un macroproyecto urbanístico adelantado en su totalidad por este periódico el pasado verano.

Según el proyecto de presupuestos que presentará el gobierno dirigido por Juan Carlos Maldonado, y al que SUR ha tenido acceso, las cuentas superarán los 100 millones de euros, mientras que en 2017 se quedaron en 98,3 millones. El capítulo de ingresos ha aumentado, en parte debido al aumento de licencias de obra –este año se han solicitado este tipo de licencias por valor de 200 millones de euros en obras– y de primera ocupación. Asimismo, la finalización de muchas de estas actuaciones implica un aumento en la factura ciudadana del IBI. Esta realidad permitirá que pese a la importante bajada de impuestos –y que el equipo de gobierno cifra en 5 millones de euros– no se deje notar en la previsión para este ejercicio.

Además, el Ayuntamiento tendrá que afrontar este año dos inversiones importantes que en realidad se concretan en cambios de modelo de gestión. Uno de ellos es el que tiene que ver con el deporte. Tras rescatar el convenio con el Club Polideportivo Mijas después de presuntas irregularidades en las justificaciones de gastos (y que fueron llevadas ante la Fiscalía por parte del alcalde), el Consistorio ha sacado este año a licitación el servicio. De los casi 2,9 millones de euros de la partida del año anterior se pasa a los 4,2 para este ejercicio. Sin embargo, y aunque a priori ello signifique un gasto mayor al cambiar el modelo, esta cantidad hace referencia al precio de salida de la citada licitación. Esta cantidad será previsiblemente menor una vez se adjudique el concurso, previsto para las próximas semanas.

El otro gran cambio de gestión – y que también tiene su incidencia en los presupuestos– es el del modelo de gestión de la basura, que sale a licitación por vez primera en varias décadas. Así, se ha sacado a licitación por algo más de 4,5 millones de euros. Sin embargo, en este caso, igual que con el deporte, se prevé que las ofertas no superan en ningún caso los 3 millones, por lo que también se ahorrará.

Bajada en infraestructuras

Pese al aumento del presupuesto y la bajada de impuestos, el área de Infraestructuras será una de las damnificadas en estas cuentas públicas. Según el proyecto, éstas se reducirán de 8,4 millones en 2017, a unos 3,3 para este nuevo año. Pese a ello, aún no ha trascendido cuáles son las acciones previstas para 2018 que se quedarán en el tintero, o susceptibles de ser añadidas en una modificación presupuestaria en algún momento del año.

La otra apuesta del equipo de gobierno sí que pasa por el área de Participación Ciudadana, que dobla su presupuesto; Juventud; Fiestas;Tercera Edad; y Parques y Jardines, que disfrutará también de un aumento considerable en sus partidas.

A partir de ahora, tanto Ciudadanos como el PSOE deberán negociar hasta el último fleco con la edil no adscrita, Helena Adba, así como el concejal de CSSP, Francisco Martínez, que a priori parece la mejor baza con la que cuenta el equipo de gobierno para arrancarle un voto afirmativo o al menos una abstención. El PP ha exigido conocer el proyecto, aunque es poco probable que puedan llegar a un acuerdo para dar el OK a las cuentas públicas de este 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos