Mijas aprueba los presupuestos tras la inesperada abstención de la edil no adscrita

El salón de plenos se llenó ayer para la sesión. /I. Gelibter
El salón de plenos se llenó ayer para la sesión. / I. Gelibter

El traslado de la recaudación al Patronato no sale adelante tras el voto negativo del PP pese al pacto de los populares en la Diputación con C's y PSOE a nivel local

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Pese a la inestabilidad política que se planteó en Mijas tras las elecciones de 2015, el pleno del Ayuntamiento aprobó ayer los presupuestos para el año 2018; un éxito para el equipo de gobierno (Ciudadanos y PSOE), teniendo en cuenta que no tienen mayoría absoluta. La sesión, eso sí, tuvo de todo: manifestaciones de los trabajadores; insultos (el portavoz del PP llamó «tontos» e «inútiles» a los miembros del gobierno); y sobre todo, un sorprendente desenlace con la edil no adscrita y militante de Podemos, Helena Adba, como protagonista absoluta de la jornada.

La sesión comenzó con el punto más polémico de todos: el posible traslado de la recaudación al Patronato Provincial, dependiente de la Diputación de Málaga. Como era previsible, tanto Adba como el portavoz de Costa del Sol Sí Puede, Francisco Martínez, reafirmaron su negativa a dicho traslado, pese a que según venían defendiendo desde el gobierno, era «la única opción» para mejorar una gestión que deja de cobrar cada año cerca de 4 millones de euros. Lo que sí llamó más la atención fue tanto la negativa del PP como los duros argumentos esgrimidos por su portavoz, Mario Bravo, ya que el equipo de gobierno había negociado con el PP en la Diputación este traslado, que finalmente no se producirá tras perder la votación por 13 votos a 12. Los populares, que dijeron estar «del lado de los trabajadores», realizaron la misma propuesta en 2003, un hecho que no explicaron durante el debate.

Una «traición»

Dado el resultado de la votación, y teniendo en cuenta que el portavoz de CSSP avisó por la mañana de que también votaría 'no' a las cuentas públicas (el año pasado se aprobaron con su apoyo), todo hacía indicar que los presupuestos tampoco saldrían adelante.

En este punto, y tras un receso de unos 15 minutos, la edil no adscrita realizó una propuesta que consistía en usar la consignación de 4 millones de euros prevista para el ya imposible traslado al Patronato, en más gasto social. Tras arrancarle el «compromiso verbal» a los portavoces del equipo de gobierno sobre esta cuestión, Helena Adba se abstuvo, permitiendo que hayan salido adelante los presupuestos.

Según los diversos portavoces de Podemos en Mijas (partido al que pertenece la concejala), este gesto es una «traición» a la militancia, cuya asamblea la había dado el mandato de votar que 'no', y ven posibles intereses personales en esta decisión. Por su parte, el portavoz de CSSP sostuvo que el PSOE había usado su posición de fuerza en el equipo de gobierno «para ningunear a Ciudadanos y negociar a sus espaldas la abstención de Adba en los peores presupuestos de toda la historia de Mijas».

Más

Temas

Mijas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos