Los vecinos de la Rosa Aguado de Mijas ya tienen abastecimiento de agua

Los vecinos se han reunido con el alcalde en varias ocasiones. /Iván Gelibter
Los vecinos se han reunido con el alcalde en varias ocasiones. / Iván Gelibter

Un acuerdo entre Acosol y el Ayuntamiento acaba con la situación de este diseminado, que se veía obligado a usar una red de pozos

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Los más de 100 vecinos del diseminado de La Rosa Aguado, en el municipio de Mijas, cuentan desde ayer con abastecimiento de agua potable en sus domicilios a través de la red pública de Acosol. Esto acaba con la situación, extendida en el tiempo, que obligaba a estos ciudadanos a tener que recurrir a agua de un red propia de pozos tras el éxito de las negociaciones entre el Consistorio y la empresa de agua. «Por fin estos vecinos van a ver normalizado este servicio de primerísima necesidad. Agradezco a la Mancomunidad y a Acosol su esfuerzo y el entendimiento con el Consistorio y también a los vecinos por su paciencia y su ánimo constructivo. Esta actuación va a suponer un impulso a la calidad de vida de los residentes en la zona así como la puesta en valor de este espacio tan destacado de nuestro municipio», señalaba hace unos meses el alcalde mijeño, Juan Carlos Maldonado, tras la firma del acuerdo que ahora se hace efectivo con la llegada del suministro.

El Consistorio, tras «arduas» conversaciones con los vecinos afectados y Acosol, logró el pasado mes de junio encontrar un paraguas jurídico a la situación para que por fin estas zonas puedan contar con dicho suministro. «Hemos trabajado mucho para recabar los informes técnicos y poder ofrecerle amparo jurídico a estos afectados. La clasificación del suelo era un problema grande que hemos tenido que resolver, pero ahora ya tienen la posibilidad de acometer las conexiones con la empresa de agua», explicaba el edil de Urbanismo, Andrés Ruiz.

Así, estos inmuebles, en su mayoría, están construidos en suelo no urbanizable, por lo que Acosol no podía facilitarles el agua. «Desde el Consistorio hemos elaborado un documento basado en el avance de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el suelo no urbanizable que ya prevé estas áreas en cuestión. En un futuro se integrarán en nuestro plan por lo que la empresa de agua se apoya en esta previsión para finalizar las infraestructuras», añadía el responsable de Urbanismo.

Por su parte, el edil de Infraestructuras, José Carlos Martín, destacó que no sólo se trata de un problema jurídico sino también técnico. De esta manera, destacaba que muchos de estos diseminados cuentan o bien con redes a medio construir, o bien con instalaciones que no tienen la garantía técnica para soportar la presión del agua que mantiene el suministro de la empresa pública. Es por esto que Acosol ha tenido que inspeccionar estas estructuras y ejecutar las que han sido necesarias para poner en marcha el servicio. A su vez, la administración pública no puede hacerse cargo de estas obras porque no tiene competencia. «Hemos conseguido que Acosol financie las infraestructuras y vaya cobrando en la facturación de agua una pequeña cantidad a cada uno de los habitantes afectados para que no tengan que hacer un desembolso grande en un primer momento», apuntaba Martín.

Asimismo, cada comunidad irá resolviendo sus peculiaridades pues las necesidades y los aspectos técnicos son diferentes según el lugar. «Lo importante es que el amparo jurídico ya existe y que ahora el camino es recto para conseguir el enganche a la red de abastecimiento de aguas», señalaron. Los dos primeros diseminados en beneficiarse de este acuerdo alcanzado entre Acosol y el Consistorio son los de La Rosa Aguado y el Polígono Industrial Los Perales.

Temas

Mijas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos