El pacto C’s-PSOE en Mijas cumple un año sacando pecho del resultado económico

Juan Carlos Maldonado y Fuensanta Lima han intervenido juntos en asuntos relacionados con la presunta corrupción del PP. /Iván Gelibter
Juan Carlos Maldonado y Fuensanta Lima han intervenido juntos en asuntos relacionados con la presunta corrupción del PP. / Iván Gelibter

Maldonado y Lima cifran en un 50% el cumplimiento del acuerdo de gobierno, aunque en algunos de los temas han existido divergencias

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

A estas alturas de septiembre pero del año pasado, el pacto entre Ciudadanos y el PSOE en Mijas era un secreto a voces, aunque no fue hasta el día 12 cuando se hizo oficial. De esta manera se rubricaba un acuerdo complejo que se veía como la única salida para una carambola política que había situado como alcalde a Juan Carlos Maldonado (C’s) pese a haber encabezado la lista que acabó en tercera posición en las elecciones. Por si no fuera poco, el alcalde se había enfrentado y perdido en las primarias del PSOE a Fuensanta Lima cuando éste aún era militante socialista, y las relaciones entre ambos no eran las mejores.

Sin embargo, el ‘imprescindible’ entendimientos de ambos partidos en la Junta de Andalucía, y la imposibilidad de compartir si quiera una mesa entre Maldonado y exalcalde popular Ángel Nozal abrieron la puerta a un pacto que ahora cumple un año sacando pecho de los resultados económicos, pero en el que han existido algunas divergencias.

En el lado positivo se encuentra, sobre todo, la gestión de las cuentas públicas. Según los cálculos del Ayuntamiento, a finales de año se habrá conseguido un superávit de casi 30 millones de euros. Esto ha permitido que para 2018 se bajen los impuestos, lo que implicará un descenso en los ingresos de 5 millones de euros. Fuentes consultadas señalan, además, que si la situación sigue de la misma manera no descartan volver a bajarlos para 2019.

También en el capítulo económico desde el equipo de gobierno sacan pecho con la inversión en el municipio, especialmente la británica. El ‘Brexit’ no solo no las ha cercenado, sino que las ha aumentado hasta los 125 millones en los próximos 10 años.

«Dado el nuevo panorama político que reflejaron las urnas en las últimas elecciones municipales donde los vecinos dijeron que no querían mayoría absoluta, los diferentes partidos tenemos que llegar al consenso a través del diálogo por el bien de nuestro municipio», sostiene Maldonado, que asegura que el balance de este primer año de pacto entre C’s y PSOE en Mijas ha sido «muy positivo» teniendo en cuenta los datos que se reflejan de estos 365 días de gobierno conjunto. «En el primer año de pacto ya hemos cumplido el 50 por ciento de nuestro acuerdo programático de gobierno con dos grandes hitos a la cabeza: el impulso del reglamento de participación ciudadana y el consejo social al que se le suma la bajada de impuestos. Otro 25 por ciento del acuerdo está en ejecución por lo que estamos cumpliendo con la palabra que le dimos a los mijeños y esa estabilidad que el actual equipo de gobierno ha dado a la ciudad», señala.

En el lado positivo destacan la gestión de las cuentas públicas, con un superávit del 30%

Por su parte, la máxima responsable del PSOE, Fuensanta Lima, destaca que el principal propósito de su entrada en el gobierno se ha cumplido. «El objetivo era dar estabilidad desbloquear la situación de parálisis en el Consistorio. Creo que el balance, hasta la fecha, es positivo», y destaca su gestión en el área de Turismo así como el desbloqueo de las obras en el colegio Indira Gandhi, que abre las puertas este curso escolar tras varios años de demandas.

Aunque sacan pecho de la participación ciudadana, uno de los principales conflictos que han tenido que afrontar ha sido la Ciudad del Motor, un proyecto que el PP puso en marcha sin el conocimiento de los vecinos y cuyas consecuencias políticas han tenido que pagar, en parte, los partidos en el gobierno. El alcalde pidió a la Asociación de la Cala que hiciera un sondeo y aquello desembocó en un problema que finalmente parece que atajarán usando el futuro Consejo Social.

Pese a votar siempre de manera conjunta, en ciertos momentos el bipartito ha dado muestras de estar dividido en dos gobiernos paralelos en los que cada uno se encargaba de sus áreas sin avisar al otro, poniéndose de acuerdo, eso sí, en las cuestiones importantes, como en las sucesivas denuncias políticas a causa de la corrupción, que ha provocado que su principal adversario, Ángel Nozal, acarree ya cuatro investigaciones judiciales.

Por último, las afirmaciones y los comentarios relacionados con el CIOMijas también han tenido matices bien distintos entre ambas formaciones, aunque finalmente se ha conseguido poner fin a un asunto que venía de tres años atrás. La cercanía de Lima con la Junta de Andalucía y el trabajo conjunto es uno de los mayores éxitos de los que pueden sacar pecho en estos 365 días.

Un «retroceso»

La visión de este pacto para el PP, principal partido de la oposición, es diametralmente opuesta. Según fuentes consultadas, éste ha supuesto «un nuevo paso atrás en la situación política, económica y social del municipio así como un sustancial retroceso en la calidad de los servicios que presta el Ayuntamiento a sus vecinos». A su juicio, la «falta de entendimiento» entre los ediles de gobierno «desembocan, a menudo, en boicots entre concejalías, cuyas principales víctimas son los trabajadores municipales y los contribuyentes», apuntan.

Temas

Mijas

Fotos

Vídeos