El Juzgado acepta que el Ayuntamiento sea acusación en el caso Parque Animal

A. GÓMEZ.

::El Juzgado de Instrucción número 5 de Torremolinos ha admitido la petición del Ayuntamiento para personarse como acusación particular en el caso Parque Animal. El Consistorio trata de dilucidar si la expresidenta de la asociación, Carmen Marín, utilizó fondos públicos procedentes de subvenciones municipales para fines privados, como el alojamiento en hoteles de lujo o la reforma de la clínica de su hija. Marín, condenada a casi cuatro años de prisión por delitos de maltrato animal y falsedad documental, se enfrenta a un nuevo juicio por la causa económica del caso. La jueza que lleva el caso considera acreditado que Parque Animal realizó pagos a unos grandes almacenes por importe de 104.382 euros para reformar y decorar la clínica de medicina estética de una de sus hijas. Según el auto, Marín también utilizó los fondos de la protectora, que recibió decenas de miles de euros del Ayuntamiento de Torremolinos en concepto de subvenciones e incineración de animales, para adaptar el ascensor de uno de los edificios de los que es propietaria, además de realizar compras en un conocido supermercado, un servicio de alquiler de coches y una gran superficie para mayoristas.

La cuenta de Parque Animal, registrada como asociación sin ánimo de lucro, también sirvió, según el auto, para que Marín y su familia pagaran veinte clases prácticas en una autoescuela, cuotas en un gimnasio, viajes y comidas en restaurantes.

Fotos

Vídeos