Un juez confirma la anulación de los presupuestos de Torremolinos

Pleno del Ayuntamiento de Torremolinos. :: sur/
Pleno del Ayuntamiento de Torremolinos. :: sur

El auto se emite después de que se volvieran a aprobar las cuentas y de que el PP pidiera una aclaración de la sentencia anterior

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La historia con el presupuesto de Torremolinos de 2017 ha vuelto a protagonizar, una semana más, la vida política municipal después de que un juez haya confirmado en un auto la anulación de las mismas. En este documento, al que SUR ha tenido acceso, el juzgado establece que la aprobación del Presupuesto General Municipal del ejercicio 2017 «no es posible desde el día 1 de enero de 2018», por lo tanto, «al estimar parcialmente la demanda por vulneración del derecho fundamental a la participación política se pretende restaurar el mismo en sus justos términos, sin que ello lógicamente suponga la aprobación del mismo al tratarse del presupuesto de un ejercicio cerrado, de ahí que tanto en la fundamentación jurídica como en el fallo se aluda incluya expresamente la expresión 'en su caso'».

Precisamente, esa redacción de la sentencia y la posterior reaprobación de los presupuestos el pasado mes de junio hizo que el Partido Popular solicitara una aclaración de la sentencia, que ha vuelto a dar la razón a sus demandas. La candidata a la Alcaldía, Margarita Del Cid, insistió ayer en que el equipo de gobierno hizo una interpretación interesada del fallo de dicha sentencia, considerando que tenían que volver a aprobar los presupuestos de 2017, aún estando fuera de plazo legal. «Como consecuencia nuestro partido lo comunicó tanto al alcalde como solicitó un informe a la secretaria y al interventor del Ayuntamiento para que se pronunciaran sobre este hecho, puesto que existen sentencias del Tribunal Supremo que taxativamente indican que no se puede aprobar un presupuesto una vez finalizado el año a presupuestar», aseguró en un comunicado.

«Actitud déspota»

Desde el PP señalan que advirtieron «de manera reiterada» de la irregularidad que suponía aprobar unos presupuestos de un ejercicio ya concluido, por lo que realizaron la citada solicitud. «Pedimos al equipo de gobierno que por prudencia se procediera a esperar al resultado de la aclaración de dicha sentencia, para evitar mayores problemas, pero incluyeron en el orden del día del plano del mes de mayo de este año, la desestimación de nuestras alegaciones y la aprobación definitiva de los presupuestos en cuestión», explicó Del Cid.

De esta manera, la edil popular insistió en que la aclaración de dicha sentencia confirma que la aprobación del presupuesto general municipal del ejercicio 2017 no es posible desde el día 1 de enero de 2018, dando así la razón a los concejales populares, y provocando, a su juicio, una situación para el municipio de Torremolinos de «inestabilidad e inseguridad económica», ya que actualmente los presupuestos legales que deben manejar el Ayuntamiento serían los correspondientes al año 2015. No en vano, en el auto judicial sostiene el juez que no se necesita aclarar la sentencia, «porque es obvio que no se puede aprobar un presupuesto después de haber pasado el año al que se ha de aplicar», afirma Del Cid.

«Una vez más la actitud déspota y prepotente del equipo de gobierno socialista sumerge a Torremolinos en una situación de desgobierno y descontrol político que desemboca en una inestabilidad tanto en el ámbito económico, como en el laboral, provocando situaciones de conflicto y de tensión y poniendo en riesgo torpemente los derechos de las personas que tienen alguna relación económica con el Ayuntamiento y que pueden verse afectados por la nulidad de los pagos que les hayan hecho», añadió Del Cid. «Insistimos en que el PSOE no se salte los procedimientos administrativos, ni las bases legales a la torera», sentenció.

Consultados por este periódico, fuentes del gobierno aseguraron que no se pronunciarán hasta conocer el análisis de los servicios jurídicos del Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos