El jefe de la Policía Local destaca el descenso de las quejas vecinales por ruidos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El jefe de la Policía Local, Rafael Fontalba, compareció ayer en la comisión que investiga los presuntos excesos en cuanto al volumen del ruido de algunos chiringuitos de Los Álamos. Fontalba destacó el descenso de las denuncias recibidas en los últimos dos años. En concreto, en lo que va de año solo han levantado quince actas por este motivo, doce de ellas contra el mismo establecimiento, Kokun. La presidenta de la comisión y portavoz de Ciudadanos, Ángeles Vergara, recordó que estaba citado hoy también el anterior jefe de la Policía Local, que no se ha presentado. «La comparecencia de los responsables policiales es muy importante para entender lo sucedido. Estamos confundiendo dos cuestiones. Lo primero que hay que aclarar es la nomenclatura, es decir, si tenían licencia de chiringuitos, restaurantes, kioscos o discotecas. Todo el mundo tiene claro que no son discotecas pero funcionaban como tal, con música hasta las cinco de la mañana en locales sin insonorizar», comentó. «También hay que esclarecer el motivo por el que no se actuaba ante las denuncias», añadió.

Fontalba destacó el trabajo de la Policía Local y en concreto de la Patrulla Verde, con una dotación en la actualidad de dieciséis agentes que trabajan en tres turnos, con una patrulla como mínimo siempre en la calle. El jefe de la Policía recordó que entre 2010 y 2014 las personas que denunciaban eran «sobre todo familias». Por ello, uno de los factores que más han influido en el descenso del número de denuncias es, a juicio de Fontalba, el cambio de los horarios de cierre. «En las anteriores legislaturas los chiringuitos cerraban a las cinco de la mañana los días de diario y a las seis las vísperas de festivo», explican fuentes municipales: «Desde el comienzo de esta legislatura se trabaja para concienciar a los responsables de los establecimientos de la importancia de no superar los niveles permitidos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos