Los jardineros desconvocan su huelga tras un acuerdo para frenar los traslados

Los jardineros municipales de Benalmádena, ayer durante su marcha reivindicativa. :: a. g.
Los jardineros municipales de Benalmádena, ayer durante su marcha reivindicativa. :: a. g.

FCC se compromete con la plantilla y el Consistorio a que los siete empleados destinados a Málaga vuelvan a Benalmádena en septiembre

ALBERTO GÓMEZ

Tras una semana de huelga, los trabajadores del servicio de mantenimiento de parques y jardines de Benalmádena alcanzaron ayer un acuerdo con el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). La plantilla permanecía movilizada en protesta por el traslado a Málaga de ocho jardineros adscritos al servicio de Benalmádena. Estos empleados, según el acuerdo alcanzado ayer, seguirán desempeñando su labor en la capital hasta el 31 de agosto, fecha tras la que iniciarán sus vacaciones. A su regreso, el 15 de septiembre, FCC se compromete a poner fin a los traslados. La medida, calificada de «satisfactoria» por el concejal de Parques y Jardines, Joaquín Villazón, fue recibida con «escepticismo» por los trabajadores, que solicitaban la rescisión del contrato con la empresa por «reiterados incumplimientos» del pliego.

Los jardineros recuerdan que, desde la adjudicación del servicio a FCC, han cedido a congelaciones salariales y renuncias a retribuciones por antigüedad para evitar traslados y despidos. La plantilla, formada por 63 personas, realizó ayer una marcha por las calles de Benalmádena hasta llegar al edificio consistorial en protesta por una situación que se prolonga desde hace meses. Bajo lemas como «En defensa de nuestros puestos de trabajo» o «¿Dónde está la izquierda en este Ayuntamiento?», los jardineros recorrieron varios kilómetros antes de que sus representantes alcanzaran un acuerdo con la empresa y la coalición de gobierno, presidida por el PSOE. El asunto también ha provocado discrepancias internas en el Ejecutivo local liderado por el socialista Víctor Navas. Costa del Sol Sí Puede, con dos concejales, defiende la remunicipalización del servicio. La formación morada reconoce que las zonas verdes «han empeorado considerablemente» esta legislatura y critica que la adjudicación permita «el beneficio empresarial» por encima del interés público. La opción planteada por el partido instrumental de Podemos ha sido desechada por el resto de la coalición de gobierno, que baraja desde hace semanas la posibilidad de lanzar un nuevo pliego de condiciones.

Recortes

Desde la adjudicataria, sin embargo, achacan los traslados al recorte de más de un millón de euros aplicado por el Ayuntamiento en la partida destinada a parques y jardines. Esta reducción presupuestaria ha conllevado la supresión de actuaciones en las zonas verdes de la localidad y la disminución de la frecuencia de las labores de poda y limpieza, según consta en documentación interna a la que tuvo acceso este periódico. l caso llegó hasta la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Málaga, que emitió una resolución que recordaba que los trabajadores pueden «presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social por movilidad geográfica y modificaciones sustanciales o, si no se dan los supuestos para ello, por acciones derivadas del contrato de trabajo».

El pliego ya afectó el año pasado a diez trabajadores, que no pudieron ser subrogados. Tras conocer la noticia, la plantilla inició una batería de protestas a las que FCC respondió con el despido de 19 empleados, una decisión tachada de «represalia» por parte de Comisiones Obreras y rectificada días después por la empresa adjudicataria

Fotos

Vídeos