Investigan una denuncia de violación a una mujer mediante el uso de narcóticos en Fuengirola

Investigan una denuncia de violación a una mujer mediante el uso de narcóticos en Fuengirola

La víctima, una turista sueca, dice que perdió la consciencia y que, cuando la recuperó, estaba siendo agredida sexualmente por un desconocido en un piso

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La Policía Nacional investiga una supuesta violación sufrida por una mujer en Fuengirola y en la que, a tenor de su relato, existen sospechas fundadas de que pudiera haber sido drogada para anular su voluntad y cometer el ataque sexual. De hecho, la víctima, que sufrió lesiones compatibles con la agresión sexual, fue trasladada al Hospital Costa del Sol, donde se activó el protocolo –pionero en Andalucía– para los casos que presentan indicios de sumisión química.

Los hechos sucedieron durante la madrugada del lunes al martes en Fuengirola. La mujer, una turista de nacionalidad sueca, acudió a comisaría tras despertarse completamente desnuda mientras, según su versión, estaba siendo violada por un desconocido en un apartamento de la localidad en el que nunca había estado antes, ya que ella se aloja en un hotel. Al escuchar su relato, los agentes de la oficina de denuncias avisaron inmediatamente a sus compañeros de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM), que se han hecho cargo de las pesquisas del caso.

Esa noche, la víctima había quedado para salir con unas amigas de su misma nacionalidad que residen en Fuengirola. Tras cenar juntas, las demás se marcharon a casa y ella, que está pasando unos días de vacaciones en la Costa del Sol, decidió tomarse una copa en un bar de la zona. Era primera hora de la madrugada del martes. A partir de ahí, y siempre según el relato que ofreció a la policía y a los médicos que la atendieron, todo se fundió «a negro». Al parecer, no recordaba absolutamente nada de lo que había sucedido después.

La víctima ha declarado que, cuando recuperó la consciencia, estaba completamente desnuda sobre una cama en una habitación, y un hombre al que no conocía de nada la estaba violando. Según las fuentes consultadas, la mujer contó que se lo quitó de encima como pudo, cogió su ropa y salió huyendo de la vivienda, cuya ubicación también desconocía, ya que nunca había estado allí. La víctima consiguió escapar y llegar hasta la comisaría fuengiroleña.

El caso se suma al de la soldado que el pasado diciembre denunció una violación grupal en el acuartelamiento del Ejército del Aire en Bobadilla. La militar contó a los investigadores sus sospechas de que había sido drogada la noche anterior cuando celebraba con sus compañeros las fiestas de la patrona. Recientemente, acudió a declarar a los juzgados de Antequera y, según su abogado, Javier Rincón, identificó «sin dudas» a dos supuestos participantes en los hechos y con menos certeza a otros dos.

Desde enero del año pasado, el Hospital Costa del Sol de Marbella, donde se analizan las muestras recogidas tanto a la soldado como a la turista sueca, aplica un protocolo pionero en la región para detectar sustancias de sumisión química administradas para anular la voluntad de las víctimas y cometer delitos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos