Institutos se suman al proyecto del IES Playamar contra el desempleo juvenil

Los alumnos participarán en programas de intercambio y desarrollarán ideas emprendedoras. /A. G.
Los alumnos participarán en programas de intercambio y desarrollarán ideas emprendedoras. / A. G.

Centros de todo el país y entidades públicas y privadas se interesan por el programa, basado en el desarrollo de modelos de negocio sostenibles

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Varios institutos de diversas provincias españolas, como León, Almería o Cádiz, mostraron ayer su intención de adherirse al consorcio europeo impulsado por el IES Playamar, en Torremolinos, para reducir el desempleo juvenil. El centro malagueño creó esta red internacional, a la que se han unido institutos de otros siete países como Francia, Italia o Bulgaria, para fomentar el emprendimiento entre su alumnado. El consorcio contempla dos proyectos basados en un programa de intercambio para estudiantes y profesores que tiene como objetivo principal que los más jóvenes «salgan del instituto con herramientas suficientes para crear empleo en vez de buscarlo».

Entidades e instituciones como la Fundación Unicaja o la Facultad de Económicas de la Universidad de Málaga (UMA) también contactaron ayer con el IES Playamar para mostrar su predisposición a colaborar con la iniciativa. Los proyectos se centran en la búsqueda de soluciones a problemas sociales detectados en los entornos de los institutos y en el uso de las nuevas tecnologías para concebir ideas de negocio cuya viabilidad será estudiada. El centro torremolinense lleva cinco años poniendo en marcha estos planes de emprendimiento entre su alumnado y ahora liderará el consorcio, que ha recibido financiación por parte de la Unión Europea.

Entre las ideas diseñadas por los estudiantes del IES Playamar destacan un sistema de reciclaje automático para hoteles, una 'app' para realizar visitas virtuales que ayuden a elegir alojamiento a los turistas, una serie de prótesis realizadas mediante impresión en tres dimensiones o la aplicación de la realidad aumentada en la enseñanza a niños con síndrome de Asperger. Algunas de sus iniciativas han sido premiadas en las Olimpiadas Científicas de Economía de la UMA. La creación de una red internacional supone un paso más en la intención del centro educativo de impulsar la vocación emprendedora de sus estudiantes, que este curso colaborarán de forma directa con alumnos del resto de institutos adheridos al consorcio para elaborar sus proyectos.

El programa, que contará con una plataforma 'online', está concebido desde los principios de responsabilidad social y comienza a aplicarse desde cuarto de la ESO hasta segundo de Bachillerato. La iniciativa tiene como origen la alta tasa de desempleo juvenil que arrastra España desde hace años. El IES Playamar lanzó sus iniciativas de emprendimiento en la peor etapa de la crisis económica.

Integración laboral

El profesor de Economía y coordinador del proyecto, Andrés Ángel González, considera «fundamental» que los jóvenes tengan conocimientos teóricos y sobre todo prácticos «para integrarse en el mercado laboral», una integración que, en un país con un índice de paro superior al cincuenta por ciento entre menores de 25 años, «a menudo pasará por el emprendimiento». Otro de los retos marcados por el profesorado es que esa visión empresarial nazca «desde principios como la sostenibilidad y la solidaridad». La internacionalización del plan, subvencionado con 230.120 euros dentro del programa Erasmus+, permitirá a los estudiantes intercambiar ideas y experiencias con alumnos de otros países y mejorar sus competencias en áreas como los entornos digitales, el emprendimiento, las matemáticas o la tecnología, además de reforzar su nivel de inglés.

Desde el IES Playamar inciden en que los objetivos del programa son fomentar entre los alumnos y sus familias «la capacidad de innovar y de ser creativos, metódicos, éticos, responsables y eficaces, y que ejerzan distintos niveles de liderazgo para lograr su propósito». Uno de los criterios de selección de los estudiantes que participarán en el programa de intercambio será el nivel de renta familiar «para ayudar a los alumnos que habitualmente tienen menos opciones de viajar» por su situación económica. A su vez, los profesores analizarán las variables políticas, culturales y sociales que influyen en las diferencias detectadas entre las tasas de desempleo juvenil de los países adheridos al consorcio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos